18 de julio de 2011

Se pronuncia la izquierda realmente existente

El pasado sábado 16 de Julio se reunieron varios centenares de dirigentes y activistas de izquierda, con el objetivo de hacer un balance del momento político y avanzar en los esfuerzos unitarios de este importante sector.
Aquí adjuntamos el pronunciamiento aprobado en dicha reunión. Participaron militantes del PCP, del PS, de PSR, Voz Socialista, Pueblo unido, FEDEP e independientes de izquierda. Como vemos, el gran ausente es Patria Roja. 

*****************


Balance de las elecciones, los retos del nuevo gobierno y la posición de la Izquierda Socialista

El 5 de Junio último, las fuerzas progresistas, nacionalistas, democráticas y de izquierda, organizadas en Gana Perú bajo el liderazgo de Ollanta Humala, lograron una gran victoria popular, enarbolando un programa de transformaciones democráticas. Fue un gran triunfo del pueblo peruano, que abre posibilidades para avanzar por el camino de un autentico desarrollo nacional con soberanía y justicia social para los peruanos, especialmente para las grandes mayorías nacionales explotadas y excluidas del país, y refuerza los procesos emancipadores que siguen los países hermanos de América Latina.

El triunfo es la síntesis de un largo periodo de lucha desplegado por los sectores más conscientes y organizados del pueblo peruano, que en los últimos veinte años, enfrentaron y resistieron los embates del neoliberalismo, sacrificando en muchos casos sus vidas y su libertad.

Sin duda el mérito principal corresponde al Partido Nacionalista Peruano y especialmente al liderazgo de Ollanta Humala, a quien reconocemos su capacidad de resistencia e iniciativa política en una pelea desigual y enconada contra las fuerzas conservadoras y reaccionarias.

Es también una victoria de la izquierda peruana, del movimiento sindical y popular, de los movimientos regionales y de las fuerzas democráticas, de la juventud y de las mujeres, y en general de las organizaciones populares que bregaron incansablemente por la unidad en torno a un Gran Frente Político y Social que finalmente se plasmó en GANA PERÚ y en la suscripción del ACUERDO POLÍTICO Y DE GOBERNABILIDAD refrendado por el Partido Nacionalista y las fuerzas que conformamos la Unidad de las Izquierdas(UI).

Hoy estamos en un nuevo escenario con una nueva mayoría electoral, conquistada por la votación de amplios sectores insatisfechos de las políticas antidemocráticas, entreguistas y corruptas que se han venido aplicando en los últimos 20 años. En particular es el resultado del clamor y las ansias de cambio de las regiones más pobres del país, en donde se concentran los más excluidos que le dijeron no al continuismo neoliberal.

La Victoria alcanzada tiene para el país un gran significado político. Fueron derrotados los sectores ultra liberales empeñados en mantener y profundizar el actual modelo de desarrollo excluyente, el saqueo del país y la corrupción generalizada. El pueblo le dijo no a Keiko Fujimori y sus pretensiones de volver al país a los años oprobiosos de los 90; también le dijo no a Luis Castañeda Lossio y a Pedro Pablo Kuczynski, y en especial castigó duramente al gobierno de Alan García y al partido Aprista.

Por otro lado, la izquierda considera que fue correcta y necesaria la decisión de concertar una unidad más amplia con las fuerzas del centro democrático en el marco del proceso electoral de la segunda vuelta, para impedir el retorno de la dictadura y darle gobernabilidad al país.

El nuevo escenario exige a las fuerzas que apostamos por el cambio, en especial a la izquierda y al conjunto del movimiento sindical y popular organizado enormes responsabilidades. El primer y gran desafío que enfrentamos es evitar que este gobierno fracase, defraude la voluntad popular y se frustren una vez más las expectativas de cambio. Mas aún, cuando las fuerzas conservadoras que perdieron las elecciones, procuran cercar y mediatizar al nuevo gobierno, imponerle un gabinete derechista, aislarlo de las bases populares, petardear la confluencia GANA PERU y arrinconar a las fuerzas políticas de izquierda.

Aspiramos a la formación de un gobierno democrático, patriótico y progresista, que implemente los cambios económicos y sociales por los que han votado la mayoría de peruanos y peruanas. Nos reafirmamos en el compromiso de impulsar e institucionalizar GANA PERU como la gran confluencia política que luche por el cambio y sustente las reformas que se implementen.

Las organizaciones políticas de la izquierda socialista consideramos de imperiosa necesidad histórica mantener la lucha contra el modelo neoliberal. Creemos que un crecimiento basado fundamentalmente en las industrias extractivas y en el poder de las transnacionales, sólo puede engendrar mayores desigualdades sociales, profundizar los problemas del medio ambiente y el sistema ecológico, y empujar al país a un futuro muy incierto y vulnerable frente a los vaivenes de la economía capitalista mundial. Por ello seguiremos levantando las banderas de lucha de la “gran transformación social” prometidas por Ollanta Humala y Gana Perú durante la campaña electoral, y asumidas por el Acuerdo Político firmado entre el PNP y las organizaciones de izquierda.

Esperamos que el mensaje a la nación del 28 de Julio, recoja las aspiraciones por las que votó el pueblo y que el gabinete exprese esa misma voluntad política. Planteamos que el gobierno de Ollanta Humala aplique un programa mínimo que permita iniciar las grandes reformas sociales anunciadas en la campaña electoral, que garantice plenamente la democracia, abra canales participativos de la ciudadanía, acabe con la criminalización de la protesta social; resuelva con carácter urgente la restitución plena de los derechos laborales y el aumento del salario mínimo; aplique la consulta previa a los pueblos originarios; impulse una profunda reforma tributaria empezando por la aplicación del impuesto a las sobreganancias; implemente una profunda reforma de la salud y la educación para garantizar su universalidad, calidad y gratuidad; recupere la soberanía sobre nuestros recursos naturales y la inversión en grandes obras de infraestructura; para que todo ello haga posible que nuestra patria se vaya convirtiendo en un país industrializado, democrático, soberano, independiente, en donde las grandes mayorías tengan una vida más digna y civilizada. Pero al mismo tiempo, afirmamos que no conciliaremos con actos de corrupción e inconductas que Ollanta Humala se comprometió a combatir frontalmente.

La Unidad de las Izquierdas (UI), se compromete ante el pueblo a desarrollar todos los esfuerzos para constituirse en un frente político real de las fuerzas de izquierda que luchan por el socialismo, asumiendo plenamente la responsabilidad de impulsar la lucha por la democracia, el progreso y la independencia nacional, que nos encamine hacia el futuro socialista, única sociedad que puede superar completamente la barbarización a la que nos conduce la crisis histórica del capitalismo.

¡Viva la Unidad de la Izquierda ! ¡Viva Gana Perú!

¡Viva Ollanta Humala, Presidente de la República !

El Comité Directivo Unidad de Izquierdas