Entradas

Mostrando entradas de junio, 2008

¿Cómo tener mejores asambleas sindicales?

Imagen
Una de las cosas más simpáticas y a la vez más exasperantes de la vida sindical son las asambleas. ¿Quién no ha sufrido una interminable reunión de cinco horas para descubrir al final que la agenda programada recién esta por la mitad? El sindicalismo peruano tiene una impronta muy fuerte: su carácter excesivamente formalista y protocolar. Inauguramos cada seminario, taller, curso, asamblea con discursos y reverencias. En general, los sindicalistas tenemos una predilección por los discursos. Algunos dirigentes son muy buenos para ello y logran mantener la atención de sus oyentes con mucha habilidad. Otros más bien son un buen remedio para el insomnio. Un sindicalista español contaba que una vez al histórico dirigente Marcelino Camacho, conocido por sus largos discursos, en un congreso sindical se le indico que tenia sólo quince minutos para su intervención, a lo que Marcelino retrucó: “Hombre, en quince minutos recién estoy terminando el saludo…” Marcelino Camacho: modelo de sin

El Paro Nacional y nuestras tareas

Imagen
El movimiento sindical ha programado un Paro Nacional para el 9 de julio próximo. Esta medida ya se veía venir desde meses atrás. Así que no debe ser una sorpresa para nadie y menos para el gobierno. La CGTP ha discutido esta medida hasta en dos Asambleas Nacionales de Delegados, que es la instancia máxima después del Congreso y en la que participan dirigentes de todo el país. Los sindicalistas tenemos una lista de reclamos que lleva bastante tiempo postergada por el actual gobierno: aumento de sueldos y salarios, promulgación de la ley general del trabajo (esperando desde hace 8 años); respeto efectivo a la libertad sindical y promoción de la negociación colectiva; adecuada ley para los trabajadores del sector público; entre otras demandas puntuales y sectoriales. Tanto el gobierno de Toledo, como el de García no han atendido estos reclamos. En el caso del gobierno aprista más aún pues buena parte de estas reivindicaciones fueron parte de su oferta electoral. Actualmente, ni los em