31 de marzo de 2014

03 de abril: Marcha por la vida, la paz y la seguridad ciudadana


Una persona sale a trabajar. Mediante su esfuerzo logra mantenerse así mismo y a su familia. Pero en su centro de trabajo una mafia extorsiona a trabajadores y empleadores. Personas con armas le obligan a pagar cupos mientras los delincuentes cobran semanalmente sin trabajar. 

El Sindicato trata de defender a los trabajadores. Trata de que se respete lo que manda la legislación laboral. Entonces, las mafias asesinan a los dirigentes sindicales. 

Es una historia repetida, que ya tiene más de una década entre nosotros. Las mafias son más numerosas y buscan extender su control a cada vez más actividades económicas. Empiezan en las obras de construcción pero luego amenazan a comerciantes, restaurantes, negocios. La ciudadanía ve crecer la incertidumbre y la inseguridad. 

Durante un buen tiempo, este problema era visto como algo extraño, ajeno, un problema en las obras de construcción y nada más. Pero el número de víctimas, el incremento de los costos de las obras de construcción por efecto de repetidas extorsiones, las demoras en las mismas obras y la inseguridad generalizada nos han obligado a entender que se trata de un problema común, una amenaza general. 

La FTCCP ha logrado articular un amplio frente de organizaciones civiles preocupadas por los derechos humanos y la seguridad ciudadana. Este 03 de abril, movidos por la defensa de la vida, la paz y la seguridad ciudadana decenas de miles de trabajadores y ciudadanos van a movilizarse en Lima y casi todas las capitales de región.  Desde los sectores más progresistas de la Iglesia Católica, hasta los partidos políticos pasando por las organizaciones de derechos humanos van a movilizarse en todo el país. No se trata de una marcha sindical en sentido estricto. Es algo más. Es una manifestación realmente cívica y democrática, para demostrarle a las mafias que los trabajadores de la construcción no están solos. Que Los sindicatos son un baluarte de ciudadanía que no puede ser avasallado por dichas mafias. 

La violencia en las obras de construcción tiene como objetivo destruir a las organizaciones realmente sindicales. a los representantes de los trabajadores que si defienden los derechos laborales- Son más de una decena de dirigentes sindicales que han sido asesinados en todo el país. 

El gobierno ha hecho a la fecha poco o nada por defender a los trabajadores y ciudadanos de las acciones de las mafias. Hay muchas declaraciones y gestos altisonantes, pero pocos resultados. Los grupos delictivos que constituyen seudo sindicatos -con la indiferencia de muchos funcionarios en el Ministerio de trabajo- para extorsionar a las empresas constructoras no pueden ser derrotados con operativos policiales de corto plazo. Se requiere de una paciente labor de investigación, inteligencia, seguimiento y captura de los cabecillas de estas mafias. Asimismo, no basta detenerlos si el mPoder Judicial no logra elaborar un caso sólido, que los procese de manera eficaz logrando que los culpables cumplan sus condenas en prisión. 

Es una labor complicada que implica una fuerte voluntad política. Por eso es tan importante la movilización de este jueves 03 de abril. Los ciudadanos vamos a expresar ante el gobierno y el resto de la opinión pública la necesidad de construir dicha voluntad política. Se trata precisamente de articular en una sola preocupación, los diferentes problemas y niveles de inseguridad que en casi todos los ordenes de la vida social, venimos enfrentando. 

Para los sindicalistas es vital apoyar y participar de la movilización del 03 de abril. Muchas de las víctimas son activistas y dirigentes sindicales. Pero esta marcha es también para todos los ciudadanos, hombres y mujeres, trabajadores, empresarios, estudiantes, obreros, empleados y todas las personas que enfrentan día a día la acción impune de la delincuencia organizada. 




28 de marzo de 2014

¿Por qué es importante Wayka para el movimiento sindical?



Rael Mora es comunicador. Es un compa con ideas bastante claras. El año pasado fue parte de los docentes en la Escuela Nacional Sindical "Pedro Huilca Tecse" de la FTCCP (La Federación de Construcción Civil).  La primera vez que conversamos me explicó que tenía una idea de formar un periódico que le de voz a los grupos y asociaciones de la gente de base, sindicatos, comités, asociaciones que luchan cotidianamente, pero que no logran que sus demandas aparezcan en los grandes medios de información.

Una buena idea, claro. Las luchas populares y los puntos de vista de la izquierda casi no tienen cabida en la televisión ni la prensa escrita. Pero fundar un periódico no es una tarea sencilla. Se requiere de mucho dinero para empezar y no es una inversión segura. Menos una prensa alternativa.

En un principio, las ideas de Rael me parecieron bien intencionadas pero algo idealistas. Hay muchos compas que comparten esa idea, en verdad, todos soñamos con una prensa que nos de voz y espacio para nuestras luchas. Y generalmente nuestras ideas no pasan de allí. Pero Rael no se quedó en las palabras y los buenos deseos. Ha estado madurando la idea y junto con un grupo muy entusiasta de jóvenes profesionales ha logrado definir un proyecto de periódico que promete ser una real alternativa a la cada vez más deplorable prensa que tenemos.

El proyecto se  llama WAYKA. Se trata de un periódico realmente independiente. Una prensa comunitaria sin fines de lucro. Suena bien y más en una ciudad donde todos andan en una carrera de acumulación de dinero y ascenso social. En un país donde la mayor parte de la prensa escrita nacional esta en manos de un sólo grupo económico. En dónde la derecha empresarial silencia sistemáticamente la voz de los sindicatos.

Wayka será un periódico que se distribuye de manera gratuita y se sostiene por medio de publicidad, la cual será debidamente evaluada. Rael y sus compas piensan empezar a distribuirla en los paraderos del Tren Eléctrico. Allí dónde cientos de miles de trabajadores, oficinistas, amas de casa, estudiantes transitan diariamente será distribuido gratuitamente un periódico de calidad.

Es un modelo de negocio que ha funcionado en algunos países del norte. Ciertamente por aquí se ha ensayado un par de veces y de manera local. No ha tenido mucho éxito, pero si pensamos que tendrá una orientación a los temas de la comunidad, a lo social y político, puede encontrar un espacio, un nicho, una demanda.

Una de las preguntas que hemos tenido ha sido esa precisamente ¿es viable una prensa de izquierdas en Lima? ¿Una prensa que no ponga la atención en los temas de farándula o fútbol, en las denuncias amarillistas de la política o los crímenes más morbosos puede ser atractiva para el lector limeño?

Me permito ser optimista. Los trabajadores y trabajadoras, en mi experiencia, desean estar informados. desean que sus problemas sean conocidos y que los temas serios puedan ser discutidos seriamente. Probablemente Wayka empiece repartiéndose en los paraderos del Tren Eléctrico pero igual me la imagino luego en las puertas de muchos centros de trabajo, en los talleres, en algún piquete de huelga y acompañando nuestras marchas, pasando de mano en mano y discutiéndose en grupo.

Y de eso se trata. Los diferentes actores sociales, como el sindicalismo deben ver a Wayka como un potencial aliado. Un aliado estratégico. Un nuevo medio que se compromete a dar espacio a nuestras luchas y demandas. Y eso es importante y necesario.

Muchos compas piensan que con Internet y sus herramientas -como este blog, por ejemplo- podemos prescindir de la prensa escrita e incluso de los medios masivos de información. Y no es así. Facebook, Twitter o La Mula no son aún medios capaces de llegar a un sector mayoritario de los ciudadanos y ciudadanas, y menos al grueso de la fuerza laboral en el país. Son valiosos complementos ciertamente, pero nada más. Incluso, como señalan algunos compas más a la izquierda, el "activismo virtual" termina siendo un pretexto para la inacción en el mundo real.

Por eso es vital e importante disponer de medios impresos y de amplia circulación. El papel impreso distribuido directamente en los sectores que nos interesan, sigue siendo un medio idóneo para la difusión de nuestras ideas, de nuestras luchas, de nuestras victorias.

Ahora bien, como dije al principio, hacer un periódico requiere de un buen equipo, ideas claras, entusiasmo y claro, capital. Para resolver este tema, Rael y los demás compas están usando un método nuevo por estos lares. Se llama "crowdfunding". Bueno, básicamente significa que pones tu proyecto en una página de Internet y solicitas el dinero desde allí. La gente en cualquier lugar puede ver tu proyecto y si le parece pertinente, simpático, viable, pues colabora. Es un método que combina la solidaridad, con las nuevas tecnologías. Alli Wayka debe conseguir 20 mil dólares. Ya casi esta llegando a la mitad.

Muchos compas de sindicatos y federaciones siempre nos cuentan los problemas de no contar con un medio de prensa cuando hacen sus huelgas o marchas, cuando hay abusos y nadie quiere publicar sus denuncias o sus propuestas. Bueno, allí tenemos a Wayka. Hay que apoyarla. Las organizaciones sindicales deberían hacer un aporte económico a este proyecto. Es solidaridad, pero también es una apuesta estratégica para construir un espacio donde los sindicatos vamos a tener voz.

Allí les dejo los enlaces. Hay un video donde Rael explica mejor las cosas.
Pasa la voz y apoyemos Wayka.

Wayka, un periódico comunitario



17 de marzo de 2014

FENTAP y la lucha sindical por el agua

La FENTAP es una de las organizaciones sindicales más grandes del país. Tiene presencia en todas las regiones del país. Los trabajadores del agua potable han venido luchando desde hace años para impedir la privatización del servicio público del agua en el Perú.

Hace más de una década cuando empezó la fiebre neoliberal de privatizarlo todo, el fujimorismo y luego los demás gobiernos trataron de privatizar el servicio de agua potable de Lima y las capitales de región. 

Un servicio de agua privado hubiera significado un serio golpe para los trabajadores, pues todo proceso privatizador implica pérdida de puestos de trabajo. En todo el mundo, los sindicatos se han opuesto a los procesos de privatización. Los resultados no siempre han sido exitosos. Los gobiernos privatizadores, la derecha neoliberal y las grandes corporaciones han construido una imagen de servicio público ineficiente, burocrático, corrupto, para ganar el apoyo de los ciudadanos a esta moda privatista. 

Los trabajadores de FENTAP sabían de todo esto. Eran conscientes de los problemas que enfrentaban y entienden que su lucha no se agota en la defensa del puesto de trabajo. En el caso del agua como servicio público no se trata simplemente de una empresa pública más. La dirección sindical de FENTAP realiza una reflexión seria, amplia, compara experiencias internacionales y locales, conversa con ONGs, expertos y construye un discurso que va más allá de la defensa del puesto de trabajo y asume la defensa del agua como un derecho ´humano. 

Se trata de articular la lucha sindical con la lucha ciudadana. En los 90s esta propuesta era novedosa y audaz. Recuerdo algunas reuniones con Luis Isarra, actual secretario general de FENTAP,  donde explicaba sus ideas a un extrañado público sindical, luego las visitas a Pueblos Jóvenes y sus coordinaciones con la sociedad civil para construir un "frente de defensa del agua".

En este proceso, la propia FENTAP ha tenido que repensar su rol, su estructura, sus modos de comunicación y articulación. Ha sido un proceso largo y ambicioso que ahora ya se encuentra consolidado. FENTAP fue uno de los primeros sindicatos en cambiar el tradicional volante de letras pequeñitas en blanco y negro, por folletos de muchos colores y dibujos estilo comic. Por iniciativas de este tipo ha sido premiado a nivel internacional en la ISP que es la Federación Internacional de los Servicios Públicos. 

FENTAP es también una de las  primeras federaciones en el país que asumió la autoreforma sindical que promovía la CGTP. Incorporó cuota de genero y de juventud en su cuerpo de dirección nacional. Actualmente tienen 50% de mujeres en la principal instancia. Entiendo que son cambios que parecen sencillos desde fuera, pero me consta lo difícil que es mover algunas cosas en la casa sindical, y más aún hacer que dichos cambios sean permanentes. 

Todo esto le ha permitido a FENTAP y a su liderazgo ser interlocutores válidos y reconocidos en el tema del agua presentando propuestas bastante novedosas y viables como el asocio público-público entre otras. 

En parte para celebrar el Día Mundial del Agua y para repasar todo lo avanzado y lo que falta lograr este 20 y 21 de Marzo los compas de FENTAP, CGTP y la ISP están organizando un Foro Internacional, pues vienen expertos y compañeros sindicalistas de Italia, Bolivia, Chile y EEUU, quienes junto a expertos y líderes locales van a compartir sus opiniones y propuestas. 

La reunión será en Lima, en el local de la FTCCP donde laboro, por lo que me alegra mucho volver a ver a los compañeros y compañeras de FENTAP. Si quieren saber más sobre la problemática del agua y de paso conocer la experiencia de una organización sindical que se renueva y avanza, vengan. 

 

14 de marzo de 2014

Huelga y represión en Camposol. Trabajadores heridos por la policía.


La CGTP La Libertad a través del c. Pablo Ramos me informa de los hechos que vienen ocurriendo con los trabajadores de la empresa Camposol. Hay cerca de 18 trabajadores detenidos y varios heridos por ejercer su derecho a hacer una huelga. Como sabemos, CAMPOSOL S.A. es una de las empresas agroindustriales más importantes en la costa peruana. Pasa la voz, porque estos hechos no van a aparecer en la prensa. 

PRONUNCIAMIENTO

Los trabajadores de las diferentes áreas de la empresa CAMPOSOL S.A., se encuentran paralizados desde el miércoles 12 de marzo del 2014, cansados por las promesas incumplidas, el mal trato, despidos y actos represivos.

A las autoridades, a la opinión pública a los trabajadores de las empresas agroindustriales, hacemos el siguiente pronunciamiento

PRIMERO: Hacemos un llamado a toda la ciudadanía y a las autoridades locales, nacionales, y a las organizaciones internacionales, repudiar y a pronunciarse sobre estos hechos de violencia, que ha dejado hasta el momento como víctima una madre de familia y dirigente del SITECASA Sra. Carmen Silvestre Rodríguez, golpeada y masacrada en la cabeza por la PNP, así como han sido detenidos 18 trabajadores entre ellos el secretario general de SITECASA Sr. Felipe Arteaga Saavedra, el trabajador Sr. Santos Garro Rojas, ex Secretario General de SITECASA además a los ex dirigentes Sr. Elmer Riveros Escobal y la Sra. Teresa Cóndor Cotrina, así como al trabajador Sr. Alfonso Vásquez Díaz y otros trabajadores que hasta el momento no son identificados.

SEGUNDO: El sindicato de trabajadores de la empresa CAMPOSOL S.A. SITECASA, expresa su enérgico rechazo a los actos de violencia y represión que efectuó la PNP mandados por CAMPOSOL S.A. contra los trabajadores que se encuentran en pie de lucha desde el día miércoles 12 del presente y dirigentes del SITECASA, quienes actuamos como mediadores de este conflicto, estos hechos se suscitaron el día Jueves 13 de marzo del 2014 en la garita de la entrada de la planta agroindustrial CAMPOSOL S.A. Km 497 de la Panamericana Norte. Al promediar las 3:00 pm cuando los trabajadores se encontraban sentados dispuestos a deponer la medida de lucha.

TERCERO: De la misma manera expresamos el rechazo represivo, soberbio y la política ante laboral de la empresa CAMPOSOL S.A apoyada por la PNP, situación que atenta contra la integridad física de los trabajadores de dicha empresa, que además se niega a dialogar con los representantes de los trabajadores.

CUARTO: El SITECASA responsabiliza de todos estos hechos lamentables que han sucedidos hasta el momento y de los que puedan suceder posteriormente con la vida y la integridad física de los trabajadores y dirigentes a la empresa CAMPOSOL S.A. ya que es la única culpable de lo que lo pueda pasar a los trabajadores.

QUINTO: Finalmente hacemos un llamado a nuestra principal empleadora CAMPOSOL S.A. a dejar la soberbia y el maltrato a sus trabajadores y los invitamos a la reflexión y que apueste por el diálogo, que como sindicato creemos que es el mejor camino para poder arribar a una solución.

SEXTO: Frente a estos hechos lamentables, los trabajadores en asamblea que se realizó el día 13 de marzo del 2014 acordaron continuar con su medida de protesta la que no será levantada mientras no se atiendan los justos reclamos de los trabajadores.

SETIMO: Es por estos hechos que, la Gerencia Regional de Trabajo REGION LA LIBERTAD ha convocado a ambas partes sindicato y empresa CAMPOSOL S.A a una reunión extra proceso para el día viernes A HORAS 2:00 PM la que se realizara en las instalaciones de la gerencia regional de trabajo en donde se discutirá mínimamente el siguiente petitorio:

PETITORIO DE LOS TRABAJADORES CAMPOSOL S.A.

  • Que, la empresa cumpla con su promesa de otorgar el bono de 3.00 nuevos soles diarios, por puntualidad a todos los trabajadores.
  • Que, la empresa cumpla con la entrega de las utilidades del año 2013, ya que desde el año 2007 los trabajadores de CAMPOSOL S.A no hemos recibido dicho beneficio.
  • Que, la empresa cumpla con la reposición de los trabajadores que los voto de su puesto de trabajo tan solo por el hecho de haberse afiliado al sindicato.
  • Que, la empresa cumpla con el pacto y convenio colectivo, sobre la estandarización de tareas, en campo y planta.
  • Que, la empresa cumpla con la entrega de los uniformes adecuados, calzado y detergente, de acuerdo al convenio colectivo.
  • Que, la empresa cumpla con su responsabilidad social de dar alimentación a los trabajadores de campo y/o que transporte en sus propios vehículos los almuerzos.
  • Que, la empresa cumpla con el pago a EsSalud y pase los descansos médicos de acuerdo al convenio colectivo.
  • Que, la empresa cumpla con garantizar la seguridad y el depósito del pago de los trabajadores en cajeros de seguridad y bancos responsables.
  • Que, la empresa cumpla con nombrar representantes serios y responsables en el área de RRHH para que dialoguen con resultados, con los representantes de los trabajadores.


CHAO, 13 DE MARZO DEL 2014

ATENTAMENTE,

LA JUNTA DIRECTIVA


MAYORES INFORMES CON:
Sindicato de Trabajadores de la Empresa CAMPOSOL S.A. (SITECASA) 
Reconocido por AUTO SUB DIRECTORAL Nº 169 - 15-08-2007 
Afiliado a la Federación de Trabajadores del Sector Agroindustria Región La Libertad.
CGTP

Dirección:
Av. España 2335-H-102 Trujillo 
Av. Las Américas Mz. LL Lote 18 Centro Poblado San José – Virú 
Email: sitecasa@hotmail.com 
Celular: 948680174 
RPM *295587
#965023732



12 de marzo de 2014

Perú 2014: siguen asesinando sindicalistas

Saturnino Hugo Rodrguez Santos.
Con su ejemplo, derrotaremos a todas las mafias !!

Saturnino Hugo Rodríguez Santos era un trabajador de construcción civil, esposo y padre de tres hijos menores de edad. Vivia en la UVC200C de Huaycan, un barrio pobre en las afueras de Lima. Hace un par de dias fue asesinado en la puerta de su casa. ¿Por qué razón? Por ser dirigente sindical.

El viernes 07 de marzo es amenazado por unos desconocidos. Le exigen que renuncie al comité de obra. Saturnino Hugo era dirigente del Comité de Obra de Consorcio San Luis, un comité afiliado al Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de Lima y Balnearios, base de la FTCCP.

El dirigente sindical para calmar la preocupación de su familia hizo la denuncia en la Comisaria de Huaycan. Pero lejos de amedrentarse siguió en su puesto y no se dejó intimidar. Los delincuentes quieren que deje el cargo sindical. Quieren que abandone su responsabilidad. Saturnino Hugo le dice a un dirigente del Sindicato: “No voy a renunciar. Ellos quieren entrar a la obra pero no defienden a los trabajadores. Sólo les interesa cobrar cupos a las empresas y a los trabajadores. No me voy a ir”. Se refiere a uno de los grupos de delincuentes que buscan obras de construcción para mediante la extorsión amenazar a empresarios y trabajadores. Son grupos de delincuentes armados que funcionan como mafias.

La policía recibe su denuncia pero es poco lo que puede hacer. No hay voluntad política en las autoridades para enfrentar el problema de las mafias que extorsionan las obras de construcción. Es un problema generalizado, que implica desconocimiento, desinterés y en muchos casos complicidad. La policía no siempre se enfrenta a estos grupos pues termina siendo cooptada por las mafias. Saturnino Hugo sabe todo esto. Pero aún así decide quedarse en su casa, en su puesto de dirigente sindical. Tiene un compromiso con los trabajadores y con el sindicato.

Al día siguiente de las amenazas, el sábado 08 de marzo, alrededor de las diez de la mañana tres sujetos se acercan a su domicilio. Esperan que salga alrededor de las 10.00 de la mañana y le disparan repetidas veces. El dirigente sindical cae herido y entre el caos y la confusión los delincuentes huyen del lugar. Su familia y algunos vecinos lo llevan al hospital de Huaycan y luego a Bravo Chico. Los médicos tratan de salvarle la vida. Lamentablemente al día siguiente Saturnino Hugo fallece.

Era un trabajador de construcción civil, padre de tres menores hijos, esposo y vecino de Huaycán. Era un dirigente sindical. Tenía 38 años, un compromiso con el sindicato, las ganas de aprender y el deseo como todos, de ver crecer a sus hijos, de construir una vida más digna para su familia. Sus asesinos han cortado todo esto. Las mafias dejan tras de si, viudas y huérfanos, vidas truncadas y desconsuelo. Más aún, pretenden destruir todo aquello que Saturnino Hugo defendió con su vida.

Todos aquellos que lo conocieron saben que su ejemplo y sacrificio no será en vano. De la tristeza y el dolor, se pasa a la cólera y la rabia. Es natural y humano. No entendemos tanta insanía. Pero luego, el ejemplo de Saturnino Hugo nos da la confianza y certeza que derrotaremos a las mafias que extorsionan y asesinan en construcción. Los vamos a derrotar. Los culpables serán capturados, juzgados y sancionados. Todas las mafias serán erradicadas y en cada obra tendremos un comité donde los trabajadores en libertad, defenderán sus derechos.

Porque las palabras de Saturnino Hugo no las vamos a olvidar: “Nunca trabajaré con los seudos sindicatos de la zona porque extorsionan a las empresas y trafican con los derechos de los trabajadores. Trabajaré con el Sindicato de Lima para hacer respetar los derechos de los trabajadores y buscar puestos de trabajo para los trabajadores de construcción civil de la zona y todos tengan la oportunidad de trabajar y ganar sus salarios con el sudor de su frente para llevar a sus familias a una vida mejor”.

11 de marzo de 2014

Sobre democracias y dictaduras. Un aporte a la discusión entre los compañeros Pedro Francke y Arturo Ayala del Rio.

Un interesante debate entre los compañeros Pedro Francke y Arturo Ayala del Rio sobre la renovación de liderazgos y la continuidad de algunas ideas se viene desarrollando en nuestro Frente Amplio. Me permito participar con algunas observaciones modestas siempre, con el ánimo de contribuir a la discusión de ideas.

Todo empieza con un artículo provocador de Pedro donde señala la necesidad de cambiar algunas ideas, conceptos y tradiciones en la izquierda local. Es interesante que este ánimo renovador tenga el énfasis en aquellas ideas más cercanas al marxismo. La propuesta de Pedro parte por una crítica al concepto de “dictadura del proletariado”. Para ello refiere algunos de los pasajes más terribles de la experiencia socialista china y rusa del siglo pasado.

En este esfuerzo llama la atención, en primer lugar, que utilice esos hechos para demostrar la supuesta inviabilidad del concepto. En sentido estricto, la tradición marxista no reconoce como “dictadura del proletariado” ni al Salto Adelante de Mao ni al ejercicio del stalinismo en Rusia. Hasta donde recuerdo, sin tener los 37 años de militancia que señala Pedro, las experiencias socialistas de China y Mao han sido entendidas como “capitalismo de estado”, “estados obreros deformados”, “culto a la personalidad”, “bonapartismos”, “despotismo hidráulico” entre varios otros términos a debatir.

Difícilmente existen partidos o intelectuales marxistas que asuman esos periodos históricos como la “dictadura del proletariado” en el sentido que tenía Marx del mismo. En la Unión Soviética misma solamente se habló de “dictadura del proletariado” hasta inicios de 1918 cuando empieza el "comunismo de guerra" y de allí a la NEP.

Para muchos que a diferencia de Pedro, seguimos siendo marxistas a la fecha, el concepto de "dictadura del proletariado" sigue siendo una útil herramienta teórica que nos permite ilustrar la tensa relación entre estructura económica y régimen político.

En segundo lugar, llama nuevamente la atención que a diferencia de las principales corrientes de izquierda en la actualidad, la crítica de Pedro a los errores económicos y los aspectos totalitarios de las experiencia socialistas señaladas, lo deslicen a las filas del pensamiento liberal, antes que a reafirmar una teoría socialista. En sencillo, la critica de Pedro termina afirmando los valores del liberalismo antes que los del socialismo.

Obviamente hacer esto es una opción válida y digna de respeto. El pensamiento “liberal de izquierdas” es un aporte interesante y ciertamente muy de moda en algunos círculos sociales. Pero otorga prioridades diferentes a las de la tradición socialista. La "democracia" que defiende Pedro aparece como un concepto único, homogéneo y universal. Es una democracia sin apellidos, pasteurizada, inocua.

Allí, es donde el marxismo sigue explicando las cosas. Entre la "democracia burguesa", la teoría marxista propone la "dictadura del proletariado". La figura literaria que se permite el viejo de Treveris busca denotar la contradicción que supone un régimen de dominación de una clase bajo el membrete de "democracia"

El concepto de dictadura del proletariado es una manera de subrayar un tema ausente en la reflexión de Pedro: el poder popular. Poder entendido como expresión de contrapropuesta al poder de una minoría. De esta manera al asumir de manera acrítica los valores del liberalismo progresista, perdemos lo mejor de la crítica a los limites, claroscuros y deformaciones de la democracia en el capitalismo.

Terminamos así defendiendo una “democracia” que no existe en la realidad en nombre de una crítica al "socialismo real". Más liberales que nuestros liberales.

Pero claro, este constructo teórico no logra sostenerse en sociedades como las nuestras. Por ejemplo, el comunicado de TyL sobre Venezuela condena de manera enérgica a “los poderes fácticos” que propugnan un golpe en dicho país. ¿Qué son en buena cuenta esos poderes fácticos? ¿Cómo puede explicarse su existencia en una sociedad democrática? Precisamente, el concepto de “poder fáctico” es un complemento conceptual para parchar la teoría democrática liberal.

Es tan útil dicho concepto que en el caso peruano, tenemos que aludirlo a cada tanto, si no queremos perdernos en el análisis político naif. El peligro es terminar siendo una izquierda que se limita a reivindicar la "democracia" a secas, la visión reducida de “gobierno de mayorías y respeto a las minorias”. ¿Hasta allí podemos llegar?

Tengo la impresión, y entiendo modestamente que al igual que Mariategui en su tiempo y Enrique Castilla, Pedro Huilca, Maria Elena Moyano y tantos otros como ellos, que las inequidades económicas, sociales y de poder de nuestro país no se han resuelto ni se resuelven en el marco de la democracia que ha construido la burguesía desde el inicio de nuestra república.

Estaremos de acuerdo con Pedro Francke que esto no es “democracia” a secas. Es como señala Cecilia Mendez con harta lucidez una “república empresarial”. Es la democracia de los burgueses. Y frente a esa democracia de la burguesía, de los poderosos, de las trasnacionales extractivistas, la izquierda necesita ponerle apellido a la democracia que queremos construir.


5 de marzo de 2014

Cinco mitos sobre el Salario Mínimo

El tema del incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV en adelante) ha estado en discusión estas semanas. Ha acelerado la salida del anterior Presidente del Consejo de Ministros y ha enfrentado a la primera dama con algunos políticos. Hasta ahora sigue discutiéndose si el tema "esta o no esta en agenda". 

Veamos algunos mitos que se han construido alrededor de este tema.

a.- El incremento de la RMV es un tema técnico: FALSO.

En una sociedad democrática, las remuneraciones son parte de la discusión pública y están incorporadas a la agenda política. En las sociedades modernas, la producción de bienes y servicios es el ámbito donde se relacionan dos grupos de personas: trabajadores y empresarios. Ambos grupos representan intereses diferentes y es necesario que se construyan mediaciones para poder resolver las naturales diferencias. 

Uno de los temas centrales -pero no el único- en las relaciones entre trabajadores y empresarios es la disputa acerca del valor de la mano de obra. Es decir, definir las remuneraciones. Ambos grupos construyen sus representaciones sociales para defender sus intereses. Es normal que los trabajadores quieran ganar más por su trabajo y que los empresarios quieran pagar menos. 

Las remuneraciones pueden analizarse con diferentes instrumentos técnicos. La inflación, indices de productividad, valorizaciones de una canasta de productos, consumos promedios, ingesta de calorías, etc. Pero todo esto no son más que referentes. Al final, en todas las sociedades democráticas, el valor de las remuneraciones es un tema de intereses y fuerzas. En las sociedades donde el poder económico de los empresarios es mayor, pues los incrementos de salarios se verán retrasados o serán muy difíciles de conseguir. 

En los inicios del capitalismo, el tema salarial era entendido como puramente económico. Como un contrato entre un individuo libre, el empresario y otro individuo libre, el trabajador. Si un trabajador no esta contento con su salario, pues debe buscar otro empleo. Muchos años de maltratos, abusos, luchas y disputas sociales nos han hecho entender que esta visión econocimista crea desigualdad e injusticia social.  

En la teoría democrática moderna, la idea de asumir las remuneraciones como un tema político, es decir, que no puede ser dejado a la economía es un requisito fundamental para desarrollar una teoría de la ciudadanía. En resumen: sin salarios dignos no hay ciudadanía. El empleo productivo con buenos salarios crea ciudadanos y sociedad civil.   

Por esta razón en los países democráticos, el tema salarial es materia de debate público y político. Los programas políticos se construyen -más antes que ahora- en base a los dos grandes actores de la economía. De esta manera, los gobiernos más empresariales van a buscar incrementar las utilidades y retrasar los aumentos de salarios; los gobiernos más pro trabajadores van a apoyar las demandas de aumento. Esta disputa de fuerzas políticas debe ser mediada por el Estado.

El estado interviene generalmente tratando de equiparar las dos fuerzas sociales en pugna. Para que los trabajadores puedan negociar en igualdad de condiciones sus remuneraciones necesitan estar organizados. De allí nace la libertad sindical (libertad de asociación, de negociación colectiva y de huelga) y la responsabilidad del estado de garantizar su real ejercicio. 

En el Perú, con mayor claridad desde Fujimori con las reformas neoliberales de los 90s, el estado decidió desentenderse del tema salarial y dejar a los actores para que se pongan de acuerdo "libremente". Es lo que dictaba el credo neoliberal.  En estos caso, ya por vergüenza, los Estados determinan una cifra mínima de remuneración. En cada país tiene un nombre diferente pero la idea es la misma: no se puede ganar menos de esa cifra. 

Al principio, se trataba de justificar técnicamente ese monto, señalando su capacidad adquisitiva. Pero conforme han pasado los años, ya esto se ha convertido en un simple ritual o una tomadura de pelo. A la fecha, no hay ningún economista que considere los 750 soles como una cifra adecuada para cubrir las necesidades básicas de una persona. Sin embargo, hay varios abogados pro empresarios que si defiendan este punto. Es cierto que para determinar el incremento es necesario el uso de instrumentos técnicos, pero los economistas no pueden reemplazar el debate público. 

Que nadie se llame a engaño. En este tema no hay imparciales. Se trata de intereses económicos convertidos en poder político. Los defensores de los empresarios han reducido drásticamente la negociación colectiva y ahora se niegan a discutir el incremento de la RMV porque tienen el poder para hacerlo.    

b.- Si se aumenta la RMV entonces se crea más informalidad: FALSO

Una de las razones que más han repetido los intereses empresariales en este tema es que un incremento de la RMV tiene como efecto una mayor informalidad. La idea es que los empresarios de unidades productivas con menos de 100 trabajadores, van a optar por mantenerse o trasladarse a la informalidad, presionados por los altos costos remunerativos. 

Sin embargo, hay por lo menos un estudio elaborado por el Ministerio de Trabajo que señala que no existe relación causal entre el incremento de la RMV y una mayor tasa de informalidad. En el último incremento de la RMV al inicio del actual gobierno, por ejemplo, quedó demostrada la falsedad de esta afirmación. La informalidad, es decir, el empleo precario, no depende de un único factor sino de diferentes situaciones y condicionamientos. Algunos son económicos, como una presión tributaria que grava a todos por igual, otros son institucionales y otros son más propios de las limitaciones de la cultura empresarial en el país.  

c.- Si se aumenta la RMV entonces las microempresas quiebran: FALSO

Más grave y alarmista aún, algunos voceros de los empresarios han señalado muy preocupados que el incremento de la RMV puede ser la causa de quiebras y bancarrotas para miles de pequeñas y medianas empresas. 

Nuevamente, no hay evidencia empírica, es decir, datos, cifras, hechos concretos, que sustenten esta afirmación. 

Es cierto -contrariamente a lo que el discurso emprendedor quiere vender- que las PYMES y MYPES son altamente vulnerables en el mercado local. El promedio de vida de cada nuevo negocio es muy corto y son pocas las empresas con menos de 100 trabajadores que sobreviven al tercer año. Pero no es porque paguen altísimos sueldos. Por ejemplo, con el boom de la gastronomía peruana, muchos empresarios han iniciado restaurantes en diversos lugares. La mayor parte de las veces estos negocios terminan antes de los seis meses. Pero ¿alguien puede creer que las personas que laboran como mozos, cocineros o ayudantes de cocina son bien remunerados? En general se trata de empleo precario, sin contrato, sin mayores beneficios, con jornadas de doce horas y un ingreso que roza la RMV. En algunos restaurantes nuevos incluso los mozos laboran gratis el primer mes: "para ir haciendo una clientela" señala el patrón. 

Y este sector, en la medida que no esta organizado, que no tiene sindicato (en los 80s existía una federación de mozos y cenas) no dispone de mecanismos para que su situación cambie. Lo real es que una PYME o MYPES quiebra por la propia estructura del mercado local y las decisiones de gestión que se toman. Ninguna PYME quiebra por pagar la RMV. 

d.- Si aumentas la RMV hay más despidos: FALSO

Los abogados y economistas al servicio de los intereses del capital, asumen que los empresarios son ciudadanos respetuosos de la ley, donde todos los trabajadores están debidamente registrados en planillas, con contratos por escrito, debidamente registrados en el MINTRA y que ante una norma dictada por el Estado, se ven en la terrible disyuntiva ética de perder un trabajador por no poder cumplir con la ley. Ya pues. 

Las empresas tienen muchos mecanismos para administrar un incremento de las remuneraciones. Ninguna empresa esta trabajando en tal equilibrio de ingresos y gastos que un pequeño cambio la derrumbe. 

Ahora bien, es cierto que los empresarios en tiempos de crisis, cuando se reducen las ganancias, lo primero que hacen es despedir trabajadores. Especialmente en donde no hay sindicatos. Pero ese es otro tema. La idea aqui, es que los empresarios quieren convencer a la sociedad, que cualquier cambio, el más mínimo cambio en las relaciones laborales, significa despidos de trabajadores. Ellos no desean un mercado laboral grande y fuerte, sino un ejercito de asustados.  

e.- Para que aumentar si no tiene ningún impacto, pues son pocos: FALSO

Es una de las razones que se visten de pragmáticas, pero son pura ideología neoliberal. Por allí alguien ha dicho que se trata del 1% de la planilla. Ese dato no esta refrendado aún y habría que revisar la data de la planilla electrónica para contrastarlo. Pero más allá de eso, no se trata de si son mayoría o minoría. Es obvio que por ser una remuneración mínima, un porcentaje mayor de trabajadores este por encima del mínimo. Pero no muy por encima ciertamente. La remuneración promedio en Lima metropolitana están cerca de los 1500 soles, es decir dos RMV.  

El incremento de la RMV es importante y necesaria por que es un indicador del resto de las remuneraciones. En las relaciones laborales, al incrementarse la RMV, se tiene una presión hacia arriba del resto de las remuneraciones. Y por esa razón, los empresarios prefieren que no suba la RMV. Así, en la mayoría de empresas no será necesario hablar de aumentos, en las negociaciones colectivas se podrá seguir dilatando cualquier mejora. 

El problema real

Los empresarios han construido, -entre la desidia y el interés de los gobernantes desde Fujimori en adelante-, un sistema de relaciones laborales que desarma, literalmente a los trabajadores. Los trabajadores no disponen de mecanismos institucionales para negociar con algo de equidad sus remuneraciones o condiciones de trabajo. La libertad sindical es un eufemismo en la democracia empresarial peruana. Y frente a esto, el Estado que podría intervenir para equilibrar estas relaciones, prefiere observar impávido como, día a día, los empresarios pasan por encima de los intereses de los trabajadores y trabajadoras.  En ese marco, las remuneraciones están siempre a la baja, retrasadas con respecto al incremento de productividad y a las utilidades de las empresas.  Un dato: el poder adquisitivo de la RMV actual es un tercio que la RMV de los años 70s. En 40 años, los trabajadores más pobres han perdido dos tercios de sus ingresos reales.  

El gobierno de Ollanta termina así, siendo uno más de la larga fila de instrumentos dóciles del empresariado que opera en estas tierras. 



27 de febrero de 2014

COMUNICADO DEL FRENTE AMPLIO: Hacia el trabajo digno: si al aumento del salario mínimo. No al cogobierno de Nadine y Castilla.



El Premier César Villanueva ha renunciado luego de que Nadine Heredia y el ministro Luis Castilla, con el presidente Humala de viaje, lo desautorizaran públicamente. Villanueva afirmó que el gobierno evaluaba un aumento del salario mínimo, lo que efectivamente había sido acordado en el Consejo de Ministros, pero Nadine y Castilla impiden que se analice y debata el tema, pese a que así lo establece la propia Constitución, lo cual debe hacerse en el seno del Consejo Nacional del Trabajo.

La salida del Premier Villanueva y la permanencia del Ministro Castilla en el gabinete son una clara muestra del total sometimiento al cual ha llegado el gobierno de Humala a los intereses corto-placistas del gran empresariado de la CONFIEP. El señor Castilla se ha dado el lujo de desestabilizar a un Primer Ministro en funciones y en lugar de ser sancionado ha sido premiado con el nombramiento de más ministros afines, incluyendo a René Cornejo como Premier. Estas torpes decisiones del presidente no hacen sino aislar aún más al gobierno de la población que exige cambios y medidas de redistribución del ingreso como el aumento de los salarios y más recursos para las regiones, la pequeña empresa y la agricultura.

Desde el Frente Amplio consideramos que el país debe crecer pero con trabajo digno; por ello frente al salario mínimo es necesario y conveniente tener en cuenta que:
  • El Perú tiene el segundo salario mínimo más bajo del continente, muy lejos de Chile, Colombia o Argentina. 
  • En Estados Unidos Barack Obama ha propuesto un aumento del salario mínimo porque incrementa la moral y productividad de los trabajadores, favoreciendo la reactivación económica. 
  • Desde el último aumento del salario mínimo en el Perú en 2012, la inflación y el aumento de la productividad sumaron 10%, representando mayores ganancias de las empresas que en justicia deben ser compartidas con los trabajadores. 
  • Es tremendamente inequitativo que un ministro como el señor Castilla gane 40 salarios mínimos, y peor aún, que se haya impulsado un incremento de 100% en estos sueldos sin tomar en cuenta el rechazo popular. 
  • No es verdad que un aumento del salario mínimo cause reducción del empleo o mayor informalidad, como se ha demostrado en el último aumento de 25% en 2012 que no se ha asociado a menos empleo o mayor informalidad.

Nadine y Castilla gobiernan por encima del Primer Ministro. El cambio de gabinete lo ratifica, con un nuevo Primer Ministro que no pasa de portapliegos de la dupla cogobernante. Eso va contra la Constitución Política y las reglas básicas de la democracia. Nadine no tiene cargo alguno en el gobierno. 

El salario mínimo es un tema que debe tratarse concertadamente con el sector laboral y no ser decisión exclusiva del ministro de finanzas que gobierna unilateralmente para favorecer grandes intereses empresariales violando derechos laborales fundamentales. 

El ilegítimo cogobierno Nadine-Castilla no debe permitirse. 
El salario mínimo debe aumentar y los ajustes en adelante deben ser anuales, tomando en cuenta la canasta básica 

EL PERU TIENE QUE PROGRESAR HACIA CONDICIONES DE TRABAJO DIGNO, ES LO JUSTO! 

COMITÉ PROMOTOR NACIONAL 
 FRENTE AMPLIO

23 de febrero de 2014

COMUNICADO Frente Amplio frente a la situación en Venezuela

Frente a la situación que vive el hermano pueblo de Venezuela, el Frente Amplio declara lo siguiente:


1.Denunciamos ante la opinión pública del Perú la ofensiva golpista de extrema derecha contra el gobierno, elegido democráticamente, del Presidente Nicolás Maduro de Venezuela.


2.Esta ofensiva, que sigue un guión conocido, busca la desestabilización económica y política del hermano país y la reversión de las conquistas sociales y de independencia nacional de quince años de gobierno popular.


3.Hacemos extensiva esta denuncia a la derecha peruana y continental que haciendo uso del oligopolio mediático a sus órdenes se ha puesto al servicio de la maniobra golpista en curso.


4.Señalamos a los intereses imperiales de los Estados Unidos que buscando recuperar terreno en la región están detrás de la maniobra golpista.


5.Alertamos sobre la escalada violentista que solo puede llevar a más violencia y tener consecuencias imprevisibles. Lamentamos las muertes ocurridas e instamos al gobierno de Venezuela a investigar las mismas,  llevar a los culpables ante la justicia y tomar todas las medidas, dentro de la ley, para que estos sucesos no se repitan.


6.Llamamos por ello a detener la polarización y establecer canales de diálogo a través de UNASUR u otra instancia, para defender el gobierno democrático, la paz y las conquistas del pueblo venezolano.


7.Llamamos, asimismo, a nuestro pueblo a movilizarse en defensa de la democracia venezolana y rechazo al golpismo que pretende volver a poner a América Latina de rodillas frente a los poderosos.

Comité Promotor Nacional del Frente Amplio

Lima,  21 de febrero de 2014

5 de febrero de 2014

Colaborador o trabajador: una disyuntiva nada inocente

Desde hace unos años, en diversas empresas se ha empezado a utilizar el término "colaborador" para referirse al trabajador o empleado. En la opinión pública queda muy bien referirse a los trabajadores como "colaboradores". Se trata de un término amigable, que pretende reconocer el papel importante del trabajador en la empresa. Muchos sindicatos se incomodan por el término. Veamos pues si deben los sindicatos oponerse a ser llamados "colaboradores".

Teorías de la administración

Desde los años 70s, la administración de empresas ha desarrollado diversos discursos y "teorías" para explicar los cambios en la organización de los procesos productivos. La base de estos cambios opera en el paso del modelo fordista a algo llamado post-fordismo.

Se denomina "fordismo" a una manera específica de organizar la producción que tiene como base la planta-fábrica de la empresa automotriz Ford. Es decir, fábricas de muchos obreros, organizados en líneas de producción, con actividades mecanizadas y una tendencia a automatizarlo todo.

El fordismo es el modelo de la gran producción en la gran fábrica. En Perú es difícil hablar de fordismo en sentido estricto por el tamaño de nuestras unidades de producción y la ausencia de una real industrialización.

Desde los 70s y con claridad en los 80s, este modelo imperante en EEUU y Europa empieza a presentar problemas y dificultades. Desde las economías asiáticas y el norte de Italia aparece un nuevo modelo para organizar el proceso productivo capitalista. Se trata del post-fordismo o "especialización flexible". Ya no se trata de una producción masiva y homogénea, sino de identificar segmentos de consumidores y atender sus demandas de manera más personalizada. Esto es posible por el impacto de las nuevas tecnologías de información y procesamiento que revolucionan las áreas de diseño en la producción industrial.

Supone también procesos de "flexibilidad laboral", es decir, modelos contractuales que facilitan la rotación en el empleo, es decir, el despido del trabajador. El trabajador para mantener su empleo ya no puede especializarse en una sola actividad, debe ser "polivalente", es decir, hacer muchas más cosas por el mismo salario.

El impacto en las relaciones laborales es muy fuerte. El trabajador pierde poder dentro de la empresa al ser separado en equipos y establecerse diferencias entre los trabajadores. El sindicato es debilitado por los contratos temporales. Las nuevas tecnologías suponen un trabajador con mayores conocimientos y un rol más activo en la producción.

Este cambio en la organización de la producción capitalista es la base para los discursos que ven al trabajador como un "colaborador".    

Las relaciones laborales

Para entendernos, debemos partir de lo siguiente: las relaciones entre empleador y empleado no son relaciones entre iguales. El patrón y el trabajador no son iguales. Es una relación entre desiguales. Por un lado, el empresario dispone de capital, dinero, máquinas, y por lo tanto de poder económico. El trabajador en cambio, carece de poder económico. Esta obligado en la sociedad capitalista a vender su fuerza de trabajo, es decir, a trabajar para otro. 

El derecho laboral entiende esta desigualdad y asume su función como la de proteger a la parte más débil de la relación laboral, es decir, a los trabajadores. 

Para los empresarios siempre ha sido importante disfrazar, ocultar, disimular, esta desigualdad. Ellos quieren hacernos creer que vender nuestra fuerza de trabajo es una opción libre y voluntaria.  Que entre patrón y trabajador hay una relación de iguales. ¿Un patrón y un trabajador son iguales? No. 

Estrategias empresariales

Como las unidades de producción ahora son más pequeñas, los equipos de trabajo disponen de menos personas, los horarios se hacen más flexibles -porque se trabaja más-, los procesos de producción implican una supervisión más completa, entonces, es necesario para los intereses de los capitalistas, mantener la "paz laboral". 

Los administradores encargados de las relaciones entre la patronal y los trabajadores han construido una serie de relatos y discursos para contarnos un cuento. Antes en las empresas existía el "relacionista industrial". Es decir, precisamente, la persona encargada de las relaciones entre los trabajadores y la empresa.  Luego la denominaron "recursos humanos" y ahora "capital humano". 

La "nueva administración" (New Management) sobre la base de los cambios ocurridos con el Postfordismo ha desarrollado una nueva "cultura empresarial".  Ahora, las empresas quieren que los trabajadores se "involucren", que participen, que los trabajadores sientan que la empresa es su "familia". Se trata de desarrollar una idea de "comunidad" entre los empresarios, funcionarios y los trabajadores. Son los discursos de calidad total, círculos de calidad, Kaysen, demora cero, mejora contínua, etc. 

Son solamente etiquetas para disfrazar lo fundamental: que patrones y trabajadores son clases sociales diferentes. 

Entre los años 50s y 70s, la paz laboral se mantuvo mediante grandes acuerdos entre sindicatos y empresas, sobre la base de empleo permanente y aumentos económicos. Ahora, desde la crisis del petróleo en los 70s y la caída del estado benefactor, esto resulta más difícil. Los empresarios recurren entonces a incentivos y estímulos simbólicos. 

El empresario ya no te da un aumento, ahora publica tu nombre en un cuadro de honor. El empresario ya no negocia con el sindicato, ahora organiza un paseo para todos los "colaboradores". Un trabajador plantea sus reclamos, un colaborador presenta sugerencias. 

El cambio del lenguaje es un elemento importante para definir una realidad diferente. Por estas razones, es que los trabajadores no podemos ni debemos olvidar nuestra condición precisamente de "trabajadores". Los obreros, empleados, asalariados o proletarios somos una clase social distinta, diferente y opuesta a los empresarios, empleadores, patrones o burgueses. 

Ser colaborador es ser parte de un grupo de manera voluntaria, un grupo dónde compartes objetivos e intereses, donde estas entre iguales. ¿Eso ocurre en tu centro de trabajo? ¿El gerente general y tú son iguales? ¿ganan lo mismo? y más importante aún ¿trabajan lo mismo?. Si aún te quedan dudas, piensa en esto: ¿Puedes considerarte colaborador de aquel que te puede despedir de tu empleo? 

Un sindicato de clase no puede aceptar que a los trabajadores se les denomine "colaboradores". Esto se puede resolver incorporando una clausula en los convenios colectivos donde se señale:

Modelo de clausula para convenio colectivo:

La empresa y el sindicato acuerdan que en toda comunicación oficial, ya sea impresa, verbal o virtual, la denominación de las personas asalariadas que laboran en la empresa y que no tengan cargos de confianza, será de "trabajador" o "trabajadora" según sea el caso. No se utilizará otra denominación. 

A incorporarlo en los próximos pliegos y a defenderlo. Que no te laven la cabeza.