Y los trabajadores, ¿cuándo?.

Hace unas horas, se han anunciado los nombres de los ministros del primer gabinete. En el ministerio de Trabajo aparece Rudecindo Vega, un militante de Perú Posible, la agrupación de centro derecha del ex presidente Toledo. 

Lo que podemos tener en claro, ya con la actual disposición del nuevo gabinete, es que el proceso de viraje iniciado al final de la primera vuelta, continua de manera sostenida. Lo que antes aparecía como un cambio de discurso ahora ya empieza a verse como una orientación que se aleja de la izquierda a pasos acelerados. 

El caso del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo resulta esclarecedor. Una propuesta de izquierda o que por lo menos tenga una agenda de cambio sustancial, pondría especial atención al marco en que se desenvuelven las relaciones laborales. Más aún cuando todos los informes al respecto señalan el clamoroso déficit de equilibrio en perjuicio del trabajador en dicho esquema. 

Para nadie es un secreto, y el candidato Ollanta señaló varias veces que se iban a realizar importantes cambios en la legislación laboral. El candidato Ollanta invitó al movimiento sindical a "cogobernar", pero el presidente Ollanta designa a un completo extraño al mundo laboral como Ministro de Trabajo. 

Así es. Rudecindo Vega NO es la persona adecuada para la difícil cartera de Trabajo. Su nombramiento es expresión del escaso interés del presidente Ollanta por los temas de la reforma laboral. Más importante es afianzar la alianza con Perú Posible (Toledo) que resolver los problemas de los trabajadores. Tal como están las cosas, es incluso probable que el incremento de la Remuneración Mínima Vital sea postergada ¿pues que ministro va a comprarse ese pleito? y el hasta ayer famoso programa de "Pensión 65" se vea reducido a un simple piloto en algunas regiones.

¿Y la izquierda? Bien gracias. Javier Diez Canseco y afines andan muy contentos con el Ministerio de la Mujer donde ha sido nombrada Mocha García Naranjo, ambos conforman el Partido Socialista. Mientras, en mi barrio partidario reina para variar una alegre confusión. Cuando el discurso empezó a cambiar luego de la primera vuelta, me decían que apenas gané el candidato Ollanta, todo volvería a la normalidad. Luego del triunfo, me dijeron que espere al primer gabinete, ahora que ya salio el gabinete, me dicen que la firme es el discurso presidencial del 28 de Julio. Imagino que el 29 de julio me dirán que espere los primeros 100 días y así ad infinitum. 

Recuerdo que los comunistas, luego del golpe a Velasco estuvimos pensando que Morales Bermúdez  era realmente una segunda fase y no la simple contrarrevolución que fue. Dejá Vú.

¿Y el movimiento sindical? Pues debe ir pensando con cabeza propia. Hasta ahora, no tenemos nada salvo las promesas de un candidato y la indiferencia de un nuevo presidente. 


Comentarios

  1. La película es clara. Uno cree en los cuentos de que hay que hacer un frente electoral con la supuesta burguesía progresista. Luego se da cuenta de que esta burguesía no es nada progresista, entonces van a empezar “disputar” al gobierno, despacito claro, por que hay el peligro de un golpe de derecha, dirán, o de que vuelva cualquier fantasma real o imaginario, mientras tanto apaciguan la clase obrera con una o otra promesa de un futuro, bien lejano, mejor.
    Cunda las cosas salen mal, cuando no cae de la mesa ninguna migaja hacia sus negocios, rasgan las vestiduras y claman a los cielos por que no le salio bien la cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Salud

    Lamentablemente estoy de acuerdo con la lectura que haces. Y digo «lamentablemente» no por coincidir contigo, sino porque otra vez los trabajadores perdemos. Otra vez. A la izquierda le queda, en el nuevo gabinete, un solo puesto. Uno solo. ¿Y la derecha? Campa a sus anchas en algunos puestos claves.

    Lo malo es que esta es la normalidad de Ollanta Humala, no el discurso de izquierdas que tomó tras el acuerdo con las fuerzas surdas para las elecciones, Humala nos vende «nacionalismo» y «capitalismo nacional» a partes iguales, no una opción transformadora y anticapitalista. Por eso no está incómodo con el «viraje» actual.

    Hasta luego ;)

    ResponderEliminar
  3. Estimado Jomra:
    Hay un articulo de Tapia http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas/las-izquierdas-y-gana-per_90955.html

    que parece resumir la posición de los ex izquierdistas y neoizquierdistas aupados al gobierno de ollanta. ¿Que te parece?

    saludos

    carlos

    ResponderEliminar
  4. Muy tarde para lamentos,Humala no es de izquierda, no realizó alianzas con ninguna agrupaciòn de izquierda,la maoría de sus ministros demuestra ese viraje a la derecha neoliberal. La izquierda le apoyó para que no gane la corrupción fujimorista, ahora nos queda seguir trabajando por un proyecto de izquierda con los sectores más sanos y progresistas de la sociedad.

    ResponderEliminar
  5. ¿Así de fácil? Si se pudiera construir un proyecto de izquierda a partir de enunciarlo simplemente, hace tiempo que las siglas de los principales partidos de la izquierda significarían algo más que siglas.

    La izquierda en el país sigue siendo electoralmente una insignificancia y políticamente intrascendente. Esono se arregla diciendo simplemente "a otra cosa mariposa".

    ¿no hay nada que evaluar? ¿no hay siquiera una autocrítica? ¿a nadie que ajustarle las cuentas?

    Y esos jóvenes entusiastas que hicieron alegres la campaña de JDC ¿qué dirán ahora? Y ¿JDC que dirá ahora?

    En el Perú, pasar piola es un arte...

    ResponderEliminar
  6. Salud Carlos

    Sobre el artículo de Tapia: La verdad es que no dice gran cosa, o sea, de contenido, hace una comparación tirada de los pelos de los debates internos en la izquierda antes y ahora para luego llamar a la «unidad» a las «fuerzas transformadoras» (izquierda y centro derecha-derecha, por lo visto), e insiste mucho en lo programático, pues sí, en lo programático estoy de acuerdo, desde ahí construiremos consensos, pero si la gran transformación es crear una «economía inclusiva» y ahí queda la cosa (que no está mal como un objetivo a corto o medio plazo, pero a largo no), pues volvemos al «capitalismo de rostro humano» que ya le estalló en la cara a los colegas socialdemócratas y tercerovieros en Europa y otros países. Igual que no podemos cometer los errores de nuestros hermanos de otros países al intentar sus revoluciones, tampoco debemos repetir el error de los socialdemócratas al apostar por el Mercado (así, con mayúscula).

    Sí le doy la razón cuando habla de necesidad de autocrítica, pero no para virar a la derecha como parece el llamamiento, sino para entender por qué somos insignificantes en la política peruana y cómo nos diluimos en las alianzas que hacemos.

    Hasta luego ;)

    PD: Aunque estoy de acuerdo con Alejandro con que Humala no es de izquierda (algo que él ha dicho repetidas veces en el pasado), sí hizo un pacto con fuerzas de izquierdas como el PCP o el propio PS, y su mano se ve en algunos puntos del programa de GP, no fue solo un apoyo en la segunda vuelta (donde sí otras fuerzas de centro izquierda, centro derecha, izquierda o derecha, se sumaron a Humala para que no gane Fujimori), sino que tuvo una base programática, y en parte por eso criticamos a Humala, prometió un cogobierno que parece ya estar traicionando, ¡y aun no asume el mando!

    ResponderEliminar
  7. Hola Jomra:

    Desde hace buen tiempo, tengo la impresión que el problema de la izquierda peruana no es ni de programa, ni ideológico, ni de estilos de trabajo. Es simplemente un problema de personas.

    Como he señalado en algunos lugares, hay una generación de dirigentes de izquierda cuyo ciclo viene desde los 80s y a pesar de tantas derrotas y errores, siguen tan campantes.

    Y esa vieja generación impide o coopta los nuevos liderazgos políticos. Las viejas prácticas se trasmiten de una generación a otra, y a pesar de tener más información, un buen sector de jóvenes prefieren las respuestas sencillas y una militancia light cuando no frívola.

    En parte, por eso, estamos como estamos. Apostando ciegamente a la buena voluntad del caudillo de turno, que como vemos, cada vez hace menos caso. ¿Puede alguien pensar que el triunfo de JDC podrá contribuir a la renovación de la izquierda local?

    La izquierda peruana requiere una refundación, con gente nueva, radical, que le de más importancia a lo colectivo que al CV personal.

    ResponderEliminar
  8. señores carlos mejia, jomra y el anonimo le quiero decir que en el peru si existe un partido que esta trabajando silenciosamente que esta viendo lo referente alos derechos de los trabajadores en general {campesino indigenas ambulantes y independientes } por el cual todas las federaciones solo los utiliza para su fines y por eso el partido proletario del peru esta organizando lideres para salir en cualquier monento a protestar con el actual gobierno denominado nacionalista solo esperaremos el mensaje del dia 28 de julio y de ahi veremos cuan de sierto se dice ser nacionalismo att anonimo

    ResponderEliminar
  9. Hola anónimo del partido proletario del perú:
    Bueno, pues, la izquierda anda tan mal que ya hasta partidos fantasmas tenemos. En fin, no contaban con la astucia de este nuevo partido de uno.

    ResponderEliminar
  10. señor carlos mejia para su informacion el partido proletario del peru tiene como fundacion el 19 de mayo de 1990 y el sindicalista lllipa tuta es el encargado de la organizacion del partido este no es un partido fantasma como lo menciona por que luchamos contra el revisionismo el reformismo y el oportunismo que durante todos los gobiernos salientes dieron la espaldas ala clase trabajadores en general y despues de haber escuchado el mensajes presidencial esperemos que el ministro de trabajo actual ponga en consideracion el proyecto de la nueva ley general de trabajo que ante el congreso para su aprobacion que ha sido dilatado por los gobiernos saliente por el bien de la clases trabajadores del peru atte

    ResponderEliminar
  11. Ok, compañero del PPP. Mucha suerte en su lucha contra todo.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, ahora toca un anàlisis del discurso presidencial y de los anuncios en materia laboral (salario mìnimo) y dialogo social (creaciòn del Consejo Econòmico y Social). Te adjunto un texto que publiquè en el suplemento Agenda Global (sale con La Primera) sobre el tema.

    http://agendaglobal.redtercermundo.org.uy/wp-content/uploads/2011/07/Agenda-Global_n29_2011.pdf

    saludos
    quique

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares