18 de febrero de 2008

¿Cómo formar un sindicato y no ser despedido en el intento?

Si te pagan poco, mal y tarde; si trabajas doce horas pero sólo te reconocen ocho, si no sabes lo que son vacaciones, si no te brindan uniforme, seguro médico y te amenazan con despedirte cada vez que preguntas por tus derechos; seguramente quieres formar un sindicato. Haces bien en pensar así. No hay otra manera conocida para mejorar tu situación. Sólo los sindicatos han logrado mejoras para los trabajadores y trabajadoras, para sus familias.

Pero formar un sindicato no es sólo el simple trámite legal; es mucho más, implica un cambio en la conciencia de los trabajadores, que logran superar el miedo y reconocerse a si mismos como sujetos de derechos y responsabilidades.

Pero, seamos sinceros, formar un sindicato en el Perú es una causal de despido inmediato. No importa que las leyes internacionales, la Constitución, la OIT o el ministro de trabajo digan lo contrario. En serio, los empresarios despiden todos los días a los que forman un sindicato. Sin embargo, también todos los días se forman nuevos sindicatos. Es un riesgo, que muchos hombres y mujeres, jóvenes y viejos toman cada día. Desde hace siglos los trabajadores y trabajadoras se vienen organizando para defender sus intereses a pesar de todo tipo de amenazas, y en el perú ocurre igual.

Por eso estas líneas. Sólo quieren ayudar a quienes están decididos a formar un sindicato. Para que logren su objetivo con éxito y no sean despedidos por esos empresarios que creen que la empresa es una chacra de su propiedad. Y que el Perú es una gran hacienda de terratenientes y yanaconas.

Cada trabajador y trabajadora debe tener un sindicato que lo represente y defienda. Un gran sindicato para todos y todas. Todos y todas en un gran sindicato. Para eso se dan los siguientes tips que espero te ayuden.

a.- Un sindicato se forma de manera clandestina

Todo empieza con un trabajador o trabajadora. Una idea, una convicción. Bien, te has decidido a formar tu sindicato. ¿Qué hacer? En primer lugar mantén la boca cerrada. La empresa NO puede enterarse de tu idea bajo ninguna circunstancia. En tu casa, (nunca en el trabajo) haz una lista con los posibles compañeros que pueden interesarse con esta idea. Luego tacha a los que son parientes, ahijados, paisanos de los patrones. Tacha a los chismosos, soplones, pateros y huelepedos de los patrones. Tacha al personal de confianza. Tacha a los que puedas considerar que te tienen cólera o envidia o rencor por alguna razón. Pero no te asustes, al final deben quedarte algunos compañeros o compañeras que son tus conocidos, amigos o colegas. Que son serios, responsables y discretos. Ese es el grupo inicial o “grupo promotor”.

b.- Ir a la CGTP, no a una ONG y menos a un abogado

Antes que nada, junto con el grupo inicial debes ir a la CGTP. “Pero yo no soy comunista” dirás. No importa. Igual te van a tratar bien en la CGTP. Debes ir allí por varias razones. Primero porque allí los dirigentes, asesores y activistas te explican de manera gratuita todos los trámites para formar el sindicato que necesitas. Segundo, allí puedes conocer si hay otros sindicatos parecidos al que quieres formar. Finalmente, a la CGTP le interesa tanto como a ti formar el sindicato de manera exitosa. En Lima, queda en la Plaza Dos de Mayo Puerta Nº 4. Trabajamos de 9 a 1 pm y de 4 a 8 pm. De lunes a viernes, sábados sólo en las mañanas. Vas y preguntas por la gente de Organización. Si estas en provincia, en la pag web de la CGTP aparecen las direcciones en las regiones.

Algunas ONGs dan este servicio de asesoría e información, también algunos abogados. Sin embargo, las ONGs siguen su propia agenda, es decir, van a lo suyo. Talvez la actividad laboral que realizas no les interese y no te darán mucha pelota. A lo mejor si, y entonces serás la estrella durante un par de semanas, te pasearan, te llevaran a todas partes y al final, la ONG presentará un proyecto de dos años a la Unión Europea con tu caso y tu… ni enterado.

De la misma forma, un abogado que trabaja por su cuenta, va a cobrarte hasta el saludo. Y esto es importante: si te despiden, el abogado se ofrecerá a asesorarteen tu demanda de despido. Créeme, he visto abogados que forman sindicatos sólo para tener un grupo de despedidos y vivir de las demandas que tramitan eternamente. Mientras que en la CGTP, queremos que formes tu sindicato lo más rápidamente y más aún que logres tu negociación colectiva. No tenemos otros intereses.

c.- Un sindicato grande es mejor que uno pequeño

Para formar un sindicato de empresa se necesitan 20 trabajadores como mínimo, pueden ser a contrato indeterminado (es lo mejor) o contratos temporales. Pero 20 trabajadores es el “mínimo indispensable”. Un sindicato debe afiliar la mayor, repito, la mayor cantidad de trabajadores. Más afiliados significa mayor poder sindical. En una empresa donde laboran 200 trabajadores, un sindicato de 23 afiliados es una invitación al despido masivo. Por eso, tienes que afiliar a todos. No lo olvides. Mientras más afiliados tengas, más seguro estarás.

d.- Pasar del miedo a la cólera

Ya sé, “la gente tiene miedo” me dirás. Si, es cierto. Pero el miedo es una cosa rara, generalmente del miedo a la cólera hay un paso. Un buen líder sindical es aquel que puede transformar el miedo de la gente en una indignación frente al abuso, en una ira santa. Identifica las cosas que más molestan a tus compañeros del trabajo. ¿Sueldos bajos? ¿Horas extras impagas? ¿Salud y seguridad? ¿Prepotencia de los capataces?, ¿Inestabilidad extrema? ¿Racismo? ¿Argollas? El grupo promotor con la ayuda de la CGTP pueden hacer uno o dos volantes. No los repartes tu mismo, llamas a un pariente, un amigo de otro lado, alguien que quiera ganarse alguito y que sea ajeno a la empresa. Se coloca en la puerta de la empresa a la hora de salida o entrada y reparte tranquilamente el volante. Esto no es un delito. Es un derecho constitucional. La primera vez, todos tomaran el volante, por curiosidad. Pero ojo, una vez hecho esto, la empresa sabrá que se esta formando un sindicato. Se acabó el factor sorpresa, así que debemos apurar las cosas. Por eso hay que evaluar bien cómo y cuándo se hace. En ese volante se debe explicar claramente y en un lenguaje sencillo los problemas más sentidos de tus compañeros y compañeras; también se debe explicar que formar un sindicato es un derecho. En la CGTP te ayudamos a redactar este y otros volantes.

e.- Los sindicatos de rama son mejores que los de empresa

La tradición manda formar sindicatos de empresa, pero las leyes son muy restrictivas y como hemos visto, es muy sencillo reventar un sindicato de empresa. En cambio un sindicato de rama, es decir, formado por todos los trabajadores de una actividad económica de diferentes empresas, puede ser más fuerte y resistir mejor la arremetida patronal. Sindicatos de rama tienen los profesores estatales en el Sutep por ejemplo; también los trabajadores de construcción civil.

Para formar un sindicato de rama necesitamos un mínimo de 50 trabajadores del mismo oficio o actividad, en diferentes empresas. En cada empresa se forma una “sección sindical” con un mínimo de tres trabajadores. Si hay despedidos, el registro sindical no muere y es más fácil recomponer un sección sindical. Otra ventaja es que podemos empezar a negociar por empresa, para luego avanzar hacia la negociación por rama.

f.- Elegir bien a los primeros dirigentes

La primera junta directiva es la más importante y a la vez la más difícil de elegir. Los compañeros no se conocen mucho, no sabemos quienes son confiables y quienes pueden ser potenciales traidores. Por eso, es necesario que el “grupo promotor” analice bien a los probables candidatos. Una máxima sindical que me recuerda un viejo compañero es la siguiente: “Nunca entres a una asamblea que no sabes como va a terminar”. Más allá del maquiavelismo implícito, se trata de un sano ejercicio para “pensar bien” todo lo que hay en disputa en cada asamblea sindical. Cuando se elige la primera Junta directiva es necesario tener previamente estudiada una propuesta de candidatos. Los criterios para elegir dirigentes son básicamente la credibilidad, disposición al trabajo, principios, confianza, espíritu solidario. Debemos evitar darle poder a los que parezcan que lo buscan con mayor avidez. Debemos evitar a los que parezcan caudillos, intolerantes, sabelotodos, individualistas. Un buen líder sindical es el que construye equipos de trabajo, que no tiene miedo de preguntar y consultar y que sabe tanto exigir como escuchar.

De cualquier modo, la primera Junta debe estar siempre vigilada por las bases sindicales. El principal peligro es que sean comprados por la patronal. Y que terminen vendiendo al sindicato. La historia muestra el caso de muchos traidores pero también del castigo contundente que deben sufrir aquellos que faltan a su palabra y a la confianza que les da la clase trabajadora.

g.- Una sola asamblea y listo

Para formar un sindicato necesitas según la ley, un mínimo de veinte trabajadores si es de empresa y cincuenta si es de rama como hemos dicho. Convocas a todos. Puede ser en una casa cercana a la empresa, un restaurante si hablas con el dueño, una parroquia de algún cura bueno, o hasta un parque. La CGTP tiene salones para asambleas y son gratuitos cuando se trata de formar sindicatos.

Una vez conseguido el lugar, reúnes a toda tu gente en una asamblea. Allí se elige un director de debates y un secretario de actas. El director de debates explica las razones para formar el sindicato y pregunta a los asistentes por su voluntad de formar el sindicato. A mano alzada todos expresan su voluntad.

Luego, se lee la propuesta de estatutos del mismo. (Se debe tener preparado antes el modelo de estatutos, en la CGTP tenemos modelos para todo sector). Los estatutos se aprueban por mano alzada.

Luego se elige la junta directiva según los procedimientos del estatuto aprobado. Generalmente es una lista (que ha sido consensuada previamente) que se vota en bloque.

Una vez elegida la junta, un dirigente de la CGTP toma juramento a la misma.

Finalmente, todos los asistentes –todos, todos- firman el acta de la misma. Se debe tener preparada unas hojas que señalen: “Firmas de asistente a la asamblea de constitución del sindicato tal y tal…” Los asistentes colocan su nombre completo, DNI y firma en dicha hoja.

Una vez hecho esto, ha concluido la reunión. Generalmente, los trabajadores y trabajadoras celebran animadamente en compañía de Baco o más popularmente con algunas “cerbatanas”. Bebe con moderación y toma algunas fotos.

Ahora bien, lo que sigue es el trámite: Luego de la asamblea tenemos cinco –ojo, cinco- días útiles para registrar el sindicato en el Ministerio de Trabajo. Se debe de hacer lo siguiente:

a.- Un acta de la asamblea señalando los pasos anteriormente descritos. La puedes hacer en computadora. Hay modelos para esto.

b.- La nómina de afiliados donde aparecen los nombres, apellidos, DNI, ocupación y firma de los afiliados al sindicato.

c.- La nómina de Junta Directiva. Todos los dirigentes con sus respectivos cargos y DNI. Fijarse bien que los cargos deben ser los mismos que señala el estatuto.

d. Copia de los estatutos aprobados.

Según la ley peruana necesitamos tres originales o un original y dos copias certficadas. Se entiende por original, aquel documento donde aparece la firma de las personas al natural, con la tinta del lapicero. Por lo que tenemos dos opciones:

  • Las nóminas y donde haya firmas, se firman tres veces. Es decir, disponemos de tres documentos todos firmados, por lo cual todos son originales.
  • Se firma solo un juego de documentos y se hacen dos copias fotostáticas. Se va a un notario para legalizar las copias. Se "legaliza" solamente los documentos donde hayan firmas. Es decir las firmas dle acta y la nómina de afiliados. Ojo es solamente "copia legalizada". No se tiene que legalizar las firmas. Ese es otro trámite.

Estos tres juegos, ya sean todos originales o un original y dos copias legalizadas, junto con una solicitud simple se entregan en Mesa de Partes del Ministerio de Trabajo o la dirección regional respectiva.

Luego, hay que esperar. Actualmente, el Ministerio es muy, muy, mjuy lento por l o que no antes de cinco días te acercas a la Dirección de Registro Sindical (en Lima, está en el tercer piso del Ministerio de Trabajo). Lo más probable es que el Ministerio te observe algún detalle.

Seamos claros. El Ministerio lamentablemente cobija algunos funcionarios corruptos que demoran a propósito el registro sindical. Ya sea por consigna partidaria (son apristas) o por algún soborno de la empresa.

Si hay observaciones, con la ayuda de la CGTP se subsanan las mismas y así, en total, en vente dias (lo cual es un escaándalo) debe salir el registro sindical. ¡Por fin!

Ahora debes informar rápidamente a la empresa de la formación del sindicato. Haces un oficio simple, añades una copia del registro sindical y una lista simple de los afiliados. Asi lo manda la ley. Lo ideal es hacer esto y de paso, pa´ que les dure el susto, incluir también el primer pliego de reclamos y tus representantes a la comisión negociadora.

También es vital informar a todos los trabajadores para que se afilien al nuevo sindicato. Haz un volante bonito, claro, concreto anunciando el nuevo sindicato, a la vuelta deberías colocar la copia del registro sindical. Inicia inmediatamente una “campaña de afiliación sindical”. Haz volantes. En la CGTP tenemos afiches para campañas y son gratuitos. Trata de avisar simultáneamente a la empresa y a los trabajadores. Informar a la empresa del nuevo sindicato es un requisito de ley. No lo dejes pasar.

h.- El objetivo del sindicato es la negociación colectiva, no la revolución.

Recuerda, empezaste formando tu sindicato porque estabas descontento con tu trabajo, porque te pagaban poco y burlaban tus derechos. Eso es lo que tenemos que cambiar. Para subir al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita, decía la canción. El sindicato es la escalera pequeña que te permite cambiar mediante la negociación colectiva el mundo del trabajo. El resto del mundo se cambia mediante la política y las escaleras grandes que son los partidos. Sindicato y partido son cosas diferentes. No las confundas ni dejes que te las mezclen. La autonomía sindical significa el respeto de todos –estado, gobierno, partidos y demás- por el sindicato. Sólo los trabajadores pueden decidir sobre si mismos. “Pensar con cabeza propia” repetía un viejo líder sindical italiano y tenía razón. Debemos pensar con cabeza propia para dar respuestas sindicales a los problemas que enfrentamos. Nadie lo hará por nosotros.

i.- Ve a la CGTP

Ya te lo dije varias veces pero no esta demás repetirlo, ve a la CGTP. Te vamos a ayudar en todo el proceso. Hay gente con mucha experiencia y como tú son trabajadores sindicalistas. No esperes a tener despedidos, juicios o denuncias para buscarnos. Ven a la CGTP.

Buena suerte!

ACTUALIZACIÓN






Para ilustrar este proceso, tengo un gráfico que he elaborado para usar en las charlas y de
paso puede servirte. Esta aquí para ser utilizado por cualquiera que lo requiera.