10 de marzo de 2011

Pedro Condori y Antonio Quispe siguen presos por ser sindicalistas en Perú



Dos dirigentes sindicales, en la cárcel. No han cometido ningún delito. Pedro Condori es el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Compañía Minera Casapalca S.A. y Antonio Quispe es el Subsecretario General del mismo.

Como sabemos, el 11 de enero de 2011 fueron detenidos tras salir de las oficinas de la empresa luego de entregar un pliego de reclamos laborales. Fueron denunciados por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de resistencia y violencia contra la autoridad. Se les acusa de haber impedido que el fiscal y la policía de Matucana levanten del cadáver de un obrero minero accidentado en uno de los socavones de la mina, basados solo en el dicho del Fiscal. Una leguleyada a todas luces.

Actualmente, los compañeros Condori y Quispe se encuentran detenidos en el penal de Carquín en Huacho. Desde que se creó el sindicato se han enfrentado en tres ocasiones a prisiones injustas de más de 10 meses. A pesar que no existe prueba alguna de que los Señores Condori y Quispe cometieran algún delito, mucho menos de que sean sujetos peligrosos que vayan a eludir la acción de la justicia.

Lo que están haciendo con ellos es lo mismo que se hizo antes con Sacco y Vanzetti en EEUU. Perseguir a trabajadores por sus ideas, para hacer un escarmiento y desanimar a otros trabajadores. Pero al igual que con Sacco y Vanzeti, la solidaridad sindical es cada vez mayor.

Sería bueno que la Federación Minera asuma un rol más activo en la defensa de los compañeros y que se pueda organizar una campaña internacional para impedir que los entierren en vida en las penosas cárceles peruanas.

Debemos impedirlo. Por eso, pasa la voz, anima a tus compas, todos debemos estar en el plantón el día lunes 14, a las 11.00 am en la puerta del Poder Judicial, en la cuadra 4 de la Av. Abancay, en el centro de Lima.