11 de marzo de 2009

Reposición de trabajadores de Hogar Clínica San Juan de Dios

Una empresa tergiversa su situación económica, mal administra sus bienes y para resolver los problemas que ella misma ha creado decide despedir a los trabajadores. Es casi una historia de todos los días. Pero cuando algo así ocurre en una institución que se supone esta promovida por grupos religiosos y su objetivo no es el lucro sino el servicio social, pues llama poderosamente la atención.

Más de cien trabajadores del Hogar Clínica San Juan de Dios han sido cesados colectivamente el año pasado. La noticia tuvo un impacto en los medios los meses finales del 2008. La situación de crisis económica de la institución permitió a Alan García promoverse utilizando una Teletón como medio.

Al parecer la crisis financiera del Hogar Clínica esta resuelta, pero los trabajadores siguen despedidos. El Ministerio de Trabajo, cuya desidia hizo posible el cese colectivo, luego con la presión pública encima, ha ordenado -varias veces- que sean repuestos, pero la empresa, no escucha, no hace caso. No desea cumplir la ley.

Hace unos días, me encontré con los dirigentes en la entrada del ministerio de trabajo, estaban por ingresar a un extraproceso. Afuera, los trabajadores exigían su reposición. Es una causa justa. Los trabajadores tienen la razón. La empresa ya no tiene argumentos para negarse a aceptar a los trabajadores despedidos. Pero, como generalmente ocurre en nuestro pais, sin fuerza no basta tener la razón.

Este sábado 14, la CGTP realiza su VI Asamblea Nacional de Delegados, ojala los compañeros del sindicato puedan asistir, ya sea como fraternos o plenos, dependiendo si ya aprobaron su afiliación a la central mariateguista. En ese espacio sindical, deberian compartir sus problemas y requerir la solidaridad sindical. Una presión sostenida y masiva, puede abrir las puertas de la empresa.