16 de mayo de 2011

Un útil indicador sobre "empleo decente" por Julio Gamero

Julio Gamero es economista y profesor de la UNI. Es un estudioso de los temas de empleo, mercado laboral y trabajo decente.

Acaba de presentar un nuevo documento precisamente sobre el trabajo decente con datos actualizados y una metodología muy interesante. Como sabemos, esto del "trabajo decente" es una iniciativa de la OIT que en los últimos años ha servido básicamente para los discursos y brindis en las ceremonias oficiales. Para poder dar un paso más era necesario darle un contenido a la frase "trabajo decente" y no dejarla así sólita. Pues el Dr. Gamero ha construido un indicador muy interesante a partir de las diez dimensiones relacionadas con dicho término. Él lo explica asi:

"Al respecto, son 10 las dimensiones que dan cuenta de dicho concepto.


1. Oportunidades de empleo: oportunidades de trabajo
2. Trabajo inadmisible: trabajo en condiciones de libertad
3. Remuneración suficiente y trabajo productivo: trabajo productivo
4. Jornada laboral decente
5. Estabilidad y seguridad del empleo: seguridad laboral
6. Conciliación del trabajo con la vida familiar: equidad y dignidad en el trabajo
7. Trato justo en el trabajo: equidad y dignidad en el trabajo
8. Seguridad en el trabajo: seguridad laboral
9. Protección social: seguridad laboral
10. Diálogo social y relaciones laborales: equidad y dignidad en el trabajo


La metodología utilizada para la medición del trabajo decente se concentra en un sub conjunto de dichos indicadores. Estos se han dividido en dos categorías: indicadores básicos (contrato laboral, remuneración mínima) y complementarios (jornada laboral no mayor a 48 horas semanales, seguro de salud y de pensiones)."

De esta manera, tenemos un "indicador" es decir una herramienta estadística que podemos usar para definir que trabajadores cuentan con "trabajo decente". Ha establecido así cinco categorías que van desde la desprotección total hasta el trabajo decente. ¿Y que ha encontrado el Dr. Julio Gamero?

"De acuerdo a la distribución de la PEA ocupada en la escala propuesta del Índice de Trabajo Decente (ITD), solamente el 8.2% pertenece al nivel 1, es decir, cumple con todas la condiciones dignas de un trabajo decente de acuerdo a lo definido en este estudio (tiene contrato laboral o el negocio está registrado, ingresos mayores al salario mínimo vital, jornada laboral menor a 48 horas, seguro de salud y afiliación al sistema de pensiones).


En el otro extremo, se tiene un contingente similar de trabajadores (7.9%) cuya condición
laboral es precaria y no cumplen con ninguno de los indicadores básicos ni
complementarios (nivel 5); y casi la mitad de la población ocupada (48,1%) se ubica en el
penúltimo nivel de la escala (nivel 4)."

Es decir, de cada 100 trabajadores (asalariados y no asalariados), solamente ocho (8) disponen de un "trabajo decente" en el país. La situación mejora entre los asalariados (llega a un 20%) , probablemente por el tamaño de las empresas y la presencia de sindicatos. Peo aún así son cifras de escándalo.

En el documento hay mucha más información que nos servirá a la hora de la negociación colectiva y el análisis político.

El documento aquí. A leerlo.

TRABAJO DECENTE 2009