24 de mayo de 2011

Julio Godio ha muerto

Julio Godio ha muerto. El pasado viernes 20 de mayo dejó de existir Julio Godio, sociólogo y estudioso del movimiento sindical y obrero de Argentina y latinoamérica. Para los sindicalistas su nombre y obra no son desconocidos. Hijo de una familia de socialistas españoles y peronista por convicción fue un estudioso dedicado a entender los problemas y retos del sindicalismo argentino y latinoamericano. Era un compañero de ruta, riguroso e intelectualmente audaz. 

Cuando el "sindicalismo libre" había caído en un completo descrédito por sus prácticas sumisas y corruptas, los trabajadores que aspiraban a disponer de un sindicalismo real pero sin adscribirse al lado comunista construyeron el "sindicalismo sociopolítico". 

En nuestro barrio, las cosas tampoco eran fáciles. En muchos lugares la burocracia comunista instrumentalizaba a los sindicatos, relegaba la agenda laboral y la ponía en relación -ni siquiera con una  política comunista- con la agenda de la URSS. El camino para retomar la autonomía sindical o como la llamaba Mariategui, la independencia política de clase  sería un reto para los clasistas en la década de los 90s. 

Por su parte, la ORIT que había sido una dependencia del gobierno estadounidense sin ninguna autonomía empezó un lento proceso de renovación. El "negro" Anderson desde lo sindical y Julio Godio desde lo intelectual fueron actores fundamentales en este proceso. 

El sindicalismo sociopolítico pudo haber sido una etiqueta más para reemplazar al viejo sindicalismo amarillo, pero el trabajo conceptual y de investigación que realizó Godio permitió construir un andamiaje teórico y una práctica realmente sindical, devolviéndole las ganas y el sentido de luchar a un movimiento de trabajadores que se puso de pie. 

También fue uno de los primeros en el mundo sindical latinoamericano que decidió estudiar los procesos de globalización desde el Instituto del Mundo del Trabajo que fundó. Como algunos recordarán a fines de los 80s, la globalización empezaba a discutirse en el movimiento sindical, pero los sectores más radicales establecian una politica del avestruz, enterrando la cabeza en el suelo. Recuerdo algunas asambleas por aquí  donde se decía que "globalización" era un concepto del imperialismo y que cómo "no era marxista, no debía ser usado". 

Frente a esas miopías, Julio Godio entendió que así como amenaza, la globalización era también una oportunidad para el movimiento sindical, para la solidaridad internacional, para la acción concertada. Y empezó a estudiarla sin prejuicios ni reticencias. Buena parte de los cursos sobre sindicalismo y globalización que dictamos son relecturas de sus escritos.  

Uno de sus últimos libros es "El futuro de una ilusión. Socialismo y mercado" donde reflexiona acerca del marxismo como teoría y el socialismo como práctica, en su viabilidad para construir un modelo alternativo al capitalismo neoliberal. 

Julio Godio ha muerto. Pero ya todos sabemos que cuando un sindicalista muere, nunca muere, vive en la memoria de trabajadores y trabajadoras desde Argentina hasta el otro extremo del mundo.  

Nota en Página 12
Nota en El Clarín
Biografía en wikipedia