24 de junio de 2010

Sindicato de Trabajadores de Boticas FASA en Perú

La empresa FASA mantiene una amplia red de boticas en México, Chile y Perú. La empresa de origen chileno hace poco ha sido vendida in toto al grupo mexicano Casa Saba. En Perú existen alrededor de 160 boticas. En ellas laboran trabajadores jóvenes de ambos sexos, lamentablemente las condiciones de trabajo no son de las mejores. Un trabajador me cuenta que su categoría es de técnico en farmacia pero su contrato lo pone como vendedor, por lo que debe hacer cuotas de ventas para aumentar el básico mensual de 127 soles. Por alguna razón que ignoro tienen un básico MENSUAL de 127 soles (menos de 40 dólares mensuales). Para subirlo deben vender obligatoriamente los productos marca de la empresa FASA. Y no es que FASA la pase mal, es una empresa muy rentable.

La empresa tiene un contrato con una tarjeta de crédito y los empleados reciben los pagos de dicha tarjeta hasta un monto de diez mil dólares, para lo cual cuentan con un "riesgo de caja" de treinta soles (diez dólares) MENSUALES. Es un abuso tal desproporción entre responsabilidad y riesgo.

Hay más problemas, pero bueno, lo importante es que un grupo de trabajadores, jóvenes animosos y entusiastas vencieron el temor y han formado un SINDICATO, como debe ser. Preguntando nos encontraron y ahora son parte de la familia clasista de la CGTP. 

Es de destacar el mérito que tienen al organizar un sector tan sensible y tan disperso. Hay entre seis y ocho trabajadores por botica y en Lima son casi 150 establecimientos. Pero nada, los dirigentes han tomado el toro por las astas y están recorriendo botica por botica, todas y cada una, repartiendo el volante sindical, informando a los trabajadores la buena noticia: tenemos sindicato. Me cuentan que son bien recibidos, que hay mucho interés y expectativa por el sindicato. En una semana o dos cubrirán todos las boticas de FASA en Lima. Eso es militancia sindical. Son sindicalistas jóvenes, varones y mujeres. Bien por ellos. 

La empresa FASA para variar, los ha venido ignorando hasta hace poco. Ahora que son cegetepistas y están recorriendo Lima empieza a mirarlos y hace lo suyo: 

El sindicato convoca una asamblea el viernes 25 en la mañana y otra en la tarde, para que todos puedan asistir según su turno. La empresa cita "obligatoriamente" a una capacitación el mismo día y a escasos minutos de diferencia de las dos asambleas sindicales. La empresa pretende que en su tiempo libre los trabajadores vayan a una "capacitación" y dejen de asistir a la asamblea sindical. ¿Dónde estamos? En Perú, señor. ¿Qué no era este país una democracia? Dicen, pero funciona como la chacra de los empresarios. 

Bueno, los muchachos están animosos y con ganas de aprender. El camino es duro pero ya los jóvenes están aprendiendo un mantra que me enseño el viejo Juan: "Soy sindicalista y no le tengo miedo a nada". 


Aquí esta el enlace para ir al blog del Sindicato FASA en Perú y cuando vayas a una botica FASA, avísale al compañero o compañera que te atiende que ya hay sindicato.