8 de noviembre de 2010

Intereses apristas quieren eliminar la negociación colectiva por rama en Construcción Civil

¿Porque tienen interés los apristas por debilitar la negociación colectiva por rama? Pues, para nadie es un secreto que la negoaciación por rama es la principal herramienta que dispone la FTCCP para defender los derechos y condiciones de trabajo.

La negociación por rama permite a la FTCCP a presentar y acordar un convenio con CAPECO en representación de todos los trabajadores del sector. ¿Es esto algo automático? No, es así porque a la fecha, la FTCCP es la organización más grande y más representativa de los trabajadores de construcción civil en todo el país.

Los apristas, como hemos señalado antes, han tratado de construir su propia organización sindical. Pero sus resultados han sido escasos cuando no equívocos. Algunos sectores vinculados al aprismo han formado federaciones locales, con trabajadores desempleados, pero también con personajes acusados y/o sentenciados por robos, violencia y extorsión.

El objetivo de estos grupos ilegales es quitarle a la FTCCP la potestad de la negociación colectiva por rama. ¿Porqué? Para poder establecer una negociación a nivel distrital o incluso por obra. Se formarían decenas o centenas de sindicatos en cada distrito, en cada comité de obra y cada sindicato podría negociar su propio convenio. En las obras donde no hay suficientes trabajadores, donde no hay un comité de obra lo suficientemente fuerte pues no habría sindicato y por lo tanto no habría convenio. El empleador pagaría lo que le venga en gana. Las mafias podrían extenderse más y más mediante la coacción, violencia y chantaje.  Es obvio que de lograrse esto, el movimiento sindical se verá duramente golpeado y debilitado. Este es el objetivo principal de los grupos apristas que aparecen en construcción civil.

La negociación colectiva por rama es la que permite la constitución de un sindicato con capacidad de organización y movilización más allá de lo local. Sin ella, el movimiento sindical se disgrega y fragmenta. No se trata entonces de una disputa por la hegemonía gremial o de diferencias sindicales, partidarias o ideológicas. No. Se trata de una estrategia que busca destruir al sindicalismo de clase en el sector de construcción civil, desee prácticas antisindicales e ilegales.

Por eso llama la atención que el Tribunal Constitucional, a pesar de una ya abundante jurisprudencia sobre la legitimidad de la FTCCP para ser el interlocutor y representante de los trabajadores en el sector, vaya a pronunciarse sobre este tema nuevamente. Hay rumores que la presencia de magistrados de simpatías apristas puede influir en contra del derecho laboral.

Por esta razón, y para demostrar que la verdadera representación de los trabajadores del sector de la construcción civil se encuentra en la FTCCP, el 17 de este mes se va a realizar una movilización en defensa del derecho a la negociación colectiva por rama.

Esta lucha no es sólo de los trabajadores de construcción civil, sino de todos los sidnicalistas. Como sabemos, en la práctica, solo la FTCCP mantiene la negociación por rama, pues en todos los demás sectores las reformas neoliberales lograron eliminarla. La ley señala lacónicamente que si las partes no tienen acuerdo, pues se negocia por empresa, ergo, todos negocian por empresa pues la patronal NUNCA quiere negociar por rama.

Esta lucha es de todos, por eso todos debemos ir a esta movilización.