16 de noviembre de 2010

En empresa Ica Seed 89 trabajadores resultan intoxicados

¿Qué pasa en el país? ¿Cómo es posible que la forma reemplace al fondo? La campaña electoral para las elecciones generales del próximo año ya esta empezando y llena las páginas de los diarios y el tiempo de los noticieros de televisión. A la vez, en la sociedad, una serie de hechos pasan desapercibidos o reciben unas luces marginales. Por ejemplo, 89 trabajadores son intoxicados en una empresa agroindustrial en Ica, uno de ellos ha fallecido y varios se encuentran en estado de gravedad reciben la atención de un diario y algunas páginas web.

Modelo de desarrollo agrario, derechos ciudadanos, rol del estado, responsabilidad empresarial, capacitación laboral. Todos los temas que podrían definir buena parte de un plan de gobierno están allí. Pero no. El desencuentro de las agendas y agencias políticas con lo que ocurre en la sociedad es cada vez mayor.

A la élite política no le importa lo que pase con los trabajadores.

La acción colectiva de los trabajadores frente a una injusticia oscila entre la demanda inmediata ante el estado, personificado en la figura de un ministro, parlamentario o presidente; o en el recorrido paciente de los mecanismos burocráticos existentes. Lo institucional obviamente es el procedimiento establecido, pero a la vez, es lo más lento y lo menos seguro. El drama -por que no merece otro término- es que aquellos actores más convenidos de las buenas maneras y el proceso institucional se ven lanzados a desencuentros, callejones sin salidas, plazos interminables, trámites enredados y estériles. En cada paso, su confianza en dichos procedimientos se ver mermada. En unas semanas, la frustración y la cólera exigen resultados inmediatos. Las dificultades para ser escuchado y defendido por el estado democrático son tan grandes y tan diferentes según tus ingresos, tu origen, tus amistades, que hasta el más paciente termina por sentirse estafado.

El orden democrático en el Perú es el principal enemigo de los demócratas peruanos.



89 trabajadores se intoxican en agroindustria de Ica