3 de enero de 2013

CGTP Informe de Coyuntura. Documento para el debate

El presente documento ha sido elaborado por el Secretariado Ejecutivo Nacional de la CGTP. Es uno de los insumos para el debate que venimos realizando en el movimiento sindical. El mismo que tiene un importante hito en la próxima Asamblea Nacional de Delegados del 23 de febrero del presente año. 

Esperamos que los sindicalistas y todo ciudadano o ciudadana interesados en los problemas nacionales y el rol de los sindicatos en la construcción de alternativas puedan aportar con sus opiniones y pareceres. 

Que mejor manera de empezar este año, que con una discusión sobre los temas que nos apasionan.




**************************************************************************************
La coyuntura política internacional 

La coyuntura internacional es cada vez más compleja. La crisis internacional multifacética del fracasado sistema capitalista continúa su espiral inhumana e irracional. Sus efectos son devastadores para la vida, el medio ambiente y el trabajo de millones de mujeres y hombres de todo el mundo.

Esta crisis económica del capitalismo ha generado otras crisis que merecen nuestra atención: Alimentaria, medio ambiental, energética, inseguridad, ética, moral y también religiosa, provocando a su vez mayor desocupación e informalidad, fenómenos que producen un gran deterioro en las condiciones de vida de millones de hombres y mujeres que padecen desocupación, pobreza e incertidumbre.

 
Continúan las graves crisis en EE.UU. y Europa, que han echado a las calles a millones de personas, quienes han respondido con importantes manifestaciones y huelgas como las realizadas en octubre en España, Italia, Portugal y Grecia. El mundo ha visto con estupor el grave ataque de Israel a la Franja de Gaza, en una acción desigual y abusiva, que ocasionó, por un lado, 167 muertos palestinos y 6 israelitas.

Sin embargo, vemos como algo positivo el cese al fuego acordado por Israel con Gaza, con la participación de Hamas y el Gobierno norteamericano. Esperamos que este cese se convierta en una paz duradera, atendiendo los justos reclamos del pueblo palestino.  Asimismo, saludamos el reconocimiento de las Naciones Unidas a Palestina como miembro 194 de la ONU, en calidad de país observador, y felicitamos al pueblo palestino por esta histórica victoria en la infatigable lucha por su reconocimiento.
 
Saludamos igualmente el nuevo triunfo alcanzado por Cuba en las Naciones Unidas, en donde 189 países votaron a favor del levantamiento del bloqueo impuesto por EE.UU, hace más de 50 años, tan solo 2 países votaron en contra: EE.UU e Israel y otras dos Islas se abstuvieron. Exigimos al Gobierno norteamericano, levantar el criminal bloqueo que mantiene sobre el hermano pueblo de Cuba.
 
Es necesario señalar también la importancia que tiene para nuestra región las conversaciones para alcanzar un acuerdo de paz en Colombia, entre las FARC y el Estado colombiano, que esperamos contribuya con la pacificación del hermano país de García Márquez.
 
A fines de octubre se reunieron en Cuenca, Ecuador, los presidentes Rafael Correa de Ecuador y Ollanta Humala del Perú, en la VI sesión del Gabinete Binacional; los temas principales en la reunión fueron la “Declaración de Guayaquil como bahía Histórica” con la protección de 16 mil Km. de área marítima entre Santa Elena (Ecuador) y Cabo Blanco (Perú) y la “declaración de lucha contra la pobreza” bajo 4 ejes: 1) Infraestructura y conectividad. 2) Seguridad y defensa. 3) Proyectos de irrigación y electrificación, partiendo del proyecto Puyango/Tumbes y 4) Lucha contra la desnutrición.
 
En el mes de noviembre, Lima fue la sede de la VI Reunión de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la Unión de Estados Suramericanos-UNASUR, en la ciudad de Lima, con la ausencia de cuatro presidentes: Djilma Rouseff de Brasil, Cristina Fernández de Argentina, Evo Morales de Bolivia y Hugo Chávez de Venezuela, ausencias preocupantes que hacen urgente asumir el desafío de seguir fortaleciendo este importante espacio de integración subregional. De igual manera el Perú debe apoyar decididamente la Confederación de Estados Latinoamericanos y del Caribe-CELAC, para detener el avance de otros bloques que solo buscan la integración comercial, como la Unión Europea, los países asiáticos y EE.UU.

Al margen de lo expresado, la reunión fue fructífera. Porque se anunció en esta VI Cumbre decisiones importantes que debemos agrupar en cuatro grupos: 1º.- Ciudadanía sudamericana; 2º.- $ 17,000’000,000 para 31 proyectos de infraestructura; 3º.- Apoyos a los procesos de paz que se den en la región; y 4º.- Aprobación del Centro de Estudios Estratégicos de la seguridad sudamericana.
 
Por otro lado, los días 3 y 4 de diciembre Perú hizo la sustentación oral de la Demanda contra Chile por litigios limítrofes marítimos, presentados ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, habiéndolo hecho Chile los días 6 y 7, se estima que el fallo se dará aproximadamente dentro de 6 meses. En la reciente reunión de UNASUR, en Lima, los presidentes Sebastián Piñera de Chile y Ollanta Humala de Perú manifestaron en acto público su compromiso de respetar este fallo. Frente a esta situación, la CGTP respalda a la comisión de juristas que representan a nuestro país, y esperamos que el fallo de la CIJ sea favorable a nuestras reclamaciones, que sirva además para una mayor integración de nuestros pueblos y que no sea utilizado por sectores provocadores de ninguno de los dos países que defienden intereses extraños a los de nuestros pueblos.

Debemos fortalecer por ello nuestros propios bloques de integración de nuestros pueblos, por eso es preocupante la participación de nuestro país en la Alianza del Pacífico que concentra a los Gobiernos neoliberales cuyo objetivo es  contrario al desarrollo de la UNASUR y la CELAC.
 
Coyuntura nacional
 
En nuestro país ha quedado demostrado que el nefasto y fracasado modelo neoliberal, no solamente continúa, sino que se profundiza, pero sobre todo se fortalece por acción de un Gobierno débil, genuflexo y sumiso, convertido en instrumento de la ofensiva de los grupos de poder, de la derecha, del apro-fujimontesinismo y que goza del beneplácito de la CONFIEP.

En medio de este marasmo gubernamental, quienes toman iniciativa y ponen la agenda política son justamente la transnacionales, la derecha y la mafia fujimorista, quienes mediante una campaña mediática y agresiva, avanzan en construir su propio escenario.


De tal forma, hoy la agenda política y social en nuestro país, se reduce al MOVADEF, al indulto del dictador y prisionero Fujimori y a la revocatoria de la Alcaldesa Villarán; de esta forma se pretende ocultar la justa lucha de los trabajadores y demás sectores sociales, populares y de la izquierda peruana, a quienes se les trata y caracteriza como incapaces, violentos, radicales, terroristas, causantes de la crisis.
 
Esta campaña de satanización contra los diversos sectores sociales en lucha no es gratuita, es parte de la táctica integral y estratégica de la derecha, que de manera subliminal busca construir su escenario pretendiendo hacernos creer que la contradicción del momento político se da entre democracia y terrorismo, y no entre cambio democrático frente al continuismo neoliberal y autoritario.

Todo esto demuestra que la táctica integral y estratégica de la derecha está orientada no sólo a neutralizar sino a derrotar a los sectores sociales en lucha, a la propia izquierda y al progresismo nacional; también demuestra por otro lado, que el senderismo y su brazo político MOVADEF y CONARE, son instrumentos funcionales a los intereses de la derecha  del perverso modelo económico neoliberal agotado pero en curso.
 
El viraje de Ollanta Humala hacia posiciones de derecha y el abandono de sus compromisos electorales, ha modificado de manera sustancial el escenario político. Ello nos obliga a replantear nuestra agenda y reajustar la táctica y la estrategia de la central, para hacer frente a los nuevos desafíos que nos plantea la hora actual.  
 
Al cambiar la correlación de fuerzas con la que se logró derrotar electoralmente a la derecha política en las elecciones pasadas, las fuerzas neoliberales mas retrógradas han recuperado su hegemonía y han pasado nuevamente a la ofensiva. Ollanta Humala, hoy gobierna con la derecha y se enfrenta al movimiento sindical y popular con los mismos métodos represivos de los gobiernos anteriores.

El presidente Humala, en lo económico, abandonó sus propuestas de cambio y ha puesto en manos de la derecha neoliberal el manejo de la economía. El ministro Miguel  Castilla y los ministros de su entorno controlan los puestos claves de la economía y desde allí bloquean absolutamente todas las demandas sociales. Han sido necesarias largas y prolongadas luchas para lograr arrancarle al Gobierno algunas conquistas sociales o neutralizar sus planes extractivitas.

En lo político, la derecha fortalece y asegura la continuidad del modelo para debilitar al máximo a las fuerzas progresistas y de izquierda y así impedir su acceso a las instancias de gobierno, tanto en el 2014 como en el 2016. Para ello no ha dudado en dar una sanción repudiable contra Javier Diez Canseco, en una alianza vergonzante del nacionalismo con el fujimorismo.
 
Sobre el tema de la inseguridad ciudadana, ésta, no solo no ha bajado, sino que incluso se ha elevado, a pesar de que el Presidente se puso a la cabeza de la lucha contra éste flagelo, lo que se percibe es que esta responsabilidad la ha trasladado a los gobiernos locales. Cabe mencionar que uno de los sectores más afectados es el femenino, donde los actos de feminicidio se han agravado sin que las autoridades tomen cartas en el asunto y actúen en consecuencia.

En cuanto a la corrupción, esta sigue campeando en el aparato estatal y político, sin encontrarse voluntad política para combatirla.
 
En ese sentido, los sectores reaccionarios y corruptos, nos referimos al Fujimorismo, a sectores corruptos del APRA, Solidaridad Nacional y el Movimiento Regional Chimpun Callao; siguen impulsando la revocatoria contra Susana Villarán, para recuperar el control de la Municipalidad de Lima, un poderoso bastión electoral que aún permanece en manos de los sectores progresistas.

Por otro lado, el fujimorismo sigue en su intensa campaña mediática para lograr el “indulto” del ex dictador. De conseguirlo  habrían   logrado la total capitulación de Ollanta Humala.
 
A la par de ello, Sendero Luminoso, bajo el membrete de MOVADEF,  redobla su accionar  dirigido a infiltrarse en el movimiento estudiantil y popular, particularmente en los sindicatos. El surgimiento del CONARE, dentro del SUTEP y otras organizaciones del sector estatal, así como  otras tendencias extrañas al movimiento sindical clasista, son claras expresiones divisionistas que debilitan a nuestras organizaciones sindicales.   
   
Coincidentemente, el senderismo arrecia su campaña por una política de borrón y cuenta nueva, reclamando amnistía no sólo para Abimael y los presos de SL, sino también para Fujimori, Montesinos y los militares asesinos, entre ellos el “Grupo Colina”.
 
Estas acciones de la derecha y el terrorismo cuentan con una difusión extraordinaria de la mayoría de medios masivos de difusión, algunas para alentar el indulto a Fujimori, otros para promover la revocatoria de Susana Villarán, incluso usando como cortinas de humo para distraer al pueblo, la posible candidatura de Nadine Heredia o el cambio de prisión de Antauro Humala.
 
En ese sentido constatamos que el movimiento sindical enfrenta de un lado, la ofensiva de la derecha y el Gobierno dirigida a debilitar el movimiento sindical para impedir cualquier reforma que tienda a la restitución de los derechos laborales y de otro, la ofensiva del terrorismo que buscan capturar las principales organizaciones sindicales y populares, aprovechando el descontento que se acrecienta por los incumplimientos ofrecidos por Humala.

A esas amenazas se suman las maniobras dilatorias que implementan el Gobierno a través de  los Ministerios de Economía con el Ministro Castilla y su uso del FONAFE y el Ministerio de Trabajo, para impedir la solución de los conflictos laborales y desacreditar las justas luchas  de los trabajadores del sector privado y estatal.  Lo ocurrido con las huelgas de los médicos y técnicos del MINSA, del SUTEP, de la CITE, CTE, de los trabajadores del Poder Judicial y otros gremios del sector público son parte de esa estrategia dirigida a debilitar al movimiento sindical.

A ello se suma el escandaloso retroceso que se viene produciendo en materia laboral. La Agenda Laboral de la CGTP que se comprometieron a atender, ha sido abandonada por completo por el Gobierno.  El proyecto de la Ley General de Trabajo (LGT), revisado por la comisión de expertos, quedó listo para pasar al Congreso para su discusión, ahora ha sido relegado a una “comisión técnica” encargada de evaluar – según el ex ministro Villena - el “impacto económico” de las reformas que contiene.  El Proyecto de Ley que impulsamos para fortalecer la fiscalización del cumplimiento de los Derechos Laborales, a través de la creación de la Superintendencia de Inspecciones Laborales (SUNAFIL), ha sido aprobado en el Congreso, pero aún no se promulga.  El Reglamento de Relaciones Colectivas de Trabajo, que quedó listo para su promulgación mediante DS, ésta no se ha efectuado por presión de los empresarios, de igual manera ha ocurrido con la ratificación del Convenio 189 y su recomendación 201 sobre las trabajadoras del hogar, a pesar del compromiso asumido por el gobierno en la 100 Conferencia Internacional de la OIT.

Agregándole a ello el mantenimiento de la Tercerización laboral permitiendo que los empresarios sigan teniendo a más del 70% de su planilla con Contratos Temporales, con lo cual se impide el ejercicio de los derechos fundamentales de Sindicación y Negociación Colectiva de centenares de miles de trabajadores, que en su inmensa mayoría laboran con Contratos Desnaturalizados, como lo comprueba a diario la Dirección de Inspecciones.

Por otro lado la Comisión Multisectorial, encabezada por el ministerio del Interior, encargada de abordar el problema de la violencia criminal en las obras de construcción, no ha hecho absolutamente nada al respecto, por su parte el Ministerio de Trabajo, encargado de  eliminar a las mafias de los registros sindicales, continúa reconociendo a éstos seudos sindicatos.

Mientras que por otro lado se impulsa la aprobación de la nueva Ley del Servicio Civil que produciría una mayor marginación e inequidad en la Carrera Pública y las remuneraciones de más de 500 mil trabajadores del estado.

Pero ello no es todo, las leyes de SST y de Consulta Previa, están siendo sigilosamente desmanteladas, por presión de las trasnacionales mineras y petroleras, mientras que los conflictos socio-ambientales, como los de Cajamarca y Espinar entre otros, siguen sin solución. El propósito es  sostener el crecimiento económico, manteniendo invariable el injusto sistema de relaciones laborales.  
 
Miguel Castilla, verdadero hombre fuerte en el Consejo de Ministros.

En momentos en que un tema de trascendental importancia para el Perú, como fue la presentación de los alegatos de Perú y Chile, ante la Corte de Justicia de La Haya para tratar el tema del límite marítimo entre ambos países, se produjo otro hecho de singular trascendencia, en particular para la clase trabajadora, la cobarde agresión del ex ministro José Villena contra una trabajadora de LAN y su actitud prepotente y abusiva contra el personal de vigilancia del aeropuerto de Arequipa, fue respondida casi al unísono por distintos sectores sociales que a través de los medios de comunicación y de las redes sociales exigían la renuncia de este mal funcionario. Frente a esta exigencia el gobierno trató de minimizar el hecho, sin embargo ante la presión mediática Castilla tuvo que mover todas sus influencias para tratar de salvar a su operador principal, llegando a comprometer a la misma Nadine Heredia, todo ello solo contribuyó a generar más rechazo haciéndose insostenible su permanencia como ministro.
 
La salida de Villena debió darse mucho antes por el manejo que le dio al sector trabajo convirtiéndolo prácticamente en una institución anodina sirviente de los empresarios, poniendo a la representación sindical, como convidados de piedra en el Consejo Nacional del Trabajo, que tal como está poco o nada sirve a los intereses de los trabajadores.
 
Nuestra confederación exigió en sendas cartas dirigidas al presidente de la República y al Presidente del Consejo de Ministros el 05 de diciembre, su salida del ministerio no solo por su maltrato a una trabajadora  sino por ser el responsable de la aplicación de una política totalmente contraria a los trabajadores y sus organizaciones como hemos mencionado anteriormente.
 
A todo lo anterior se suma su trato déspota, agresivo y humillante que tuvo con las dirigentes del sindicato de trabajadoras del hogar que le demandaban que el Poder Ejecutivo ratifique el Convenio 189 de la OIT, además de sus infelices frases en contra de los trabajadores del sector público que pertenecen al régimen 276, a quienes tildó de “ignorantes que no saben leer ni escribir” lo pintan de cuerpo entero como un elemento nefasto y enemigo de los trabajadores.

A este personaje, carente de escrúpulos, es que Miguel Castilla, titular del MEF, puso al frente para imponer la nueva Ley del Servicio Civil, dejando a un lado el procedimiento que había planteado el mismo SERVIR, la publicación del Proyecto para abrir un debate nacional que permitiera que los diferentes sectores interesados se pronunciaran e hicieran llegar sus observaciones.

Ahora cabe reflexionar sobre el significado del nombramiento de Teresa Nancy Laos, como nueva Ministra de Trabajo, ya que por sus antecedentes se habría dado pase a la entrega del MTPE, ya de manera mucho más clara, al empresariado y por consiguiente en contra de los trabajadores y sus organizaciones representativas, aunque con menor dependencia del MEF.
 
Está en las manos de la ministra demostrar si tenemos o no razón, para saberlo, la mejor manera será conocer su actuación frente a la Agenda Laboral presentada por nuestra central al anterior ministro, la cual deberá ser actualizada y presentada a su sucesora, dando un plazo perentorio para su cumplimiento y dar cuenta de ello a la asamblea nacional del mes de febrero próximo donde deberá tomarse las medidas de fuerza que la oportunidad determine para enfrentar la política laboral y social del actual gobierno.

Revocatoria y caos.  

Junto a esta situación laboral, por otro lado, se fortalecen el aparato represivo y los sectores más reaccionarios incitan al vandalismo y el caos, para justificar el endurecimiento de la represión. Los hechos ocurridos en La Parada, en el mes de octubre, no son hechos espontáneos, ahí estuvo la mano de los revocadores y de la derecha más corrupta que ha encontrado en las bandas  delincuenciales y los sicarios a su fuerza de choque para enfrentar a las fuerzas progresistas y de cambio, como se da en la gestión municipal de Lima, como en los mejores años del fujimorismo.    
 
Las fuerzas de centro derecha, incluyendo sectores del empresariado, empiezan a distanciarse de la extrema derecha, del fujimorismo y de los sectores más corruptos con los cuales no se sienten representados, por lo que empiezan a marcar distancia de esos sectores, buscando construir su propia representación. En ello se explica la posición asumida por todos los partidos de centro derecha, incluyendo a un sector del APRA  que se han manifestado en contra de la revocatoria. Es necesario señalar que aunque las encuestas sigan favoreciendo a la revocatoria, estas tendencias comienzan a revertirse, habiendo aumentado su margen de aprobación la Alcaldesa Susana Villarán en más de 11 puntos, lo cual es sumamente positivo por cuanto una victoria de los revocadores significaría el fortalecimiento de la derecha más reaccionaria con miras al 2016, por lo que llamamos a seguir apoyando la campaña contra la revocatoria apoyando todas sus manifestaciones.
 
Así lo entiende también la CONFIEP, que se ha pronunciado en contra de la revocatoria, lo que se explica porque ésta  entorpecería las importantes inversiones que viene haciendo la Municipalidad de Lima.
 
A propósito, a inicios de diciembre se realizó en Arequipa, la Conferencia Anual de Empresarios-CADE 2012- en la que según los analistas, los empresario peruanos han dado un paso importante de la visión a la acción, ya que su imagen de mercantilistas no ha permitido desarrollar agendas entre el sector privado y el público contemplando buenas prácticas de responsabilidad social. Según diversa encuestas señalan que más del 50% de los asistentes consideran que este es un punto esencial para el desarrollo del país y el bienestar de los peruanos y que la lucha contra la corrupción es la única forma de desarrollar la empresa. Habrá que esperar para comprobar si hay voluntad firme en este sentido o son declaraciones vacías para llenar una conferencia que cada vez responde más a las políticas de las transnacionales.
 
El escenario descrito, nos plantea la urgencia de actualizar nuestra agenda laboral y política y reajustar nuestro plan de lucha,  teniendo en cuenta que el año venidero, será aún más complicado, sobre todo en el asunto de la defensa de los derechos humanos, que vuelven a colocarse en el centro del debate, junto con el problema del asesinato de dirigentes en construcción civil y la  inseguridad ciudadana.
 
Debemos tomar en cuenta, que la lucha contra el modelo extractivita y depredador continúa siendo un problema latente conjuntamente con el abandono de la agricultura que no sea de exportación, a través de un nuevo impulso al latifundismo y la profundización de las políticas extractivistas, primario-exportadoras que este gobierno ha hecho suyas, esta lucha se acentuará en la medida que el gobierno prosiga enfrentando la crisis internacional en base a la profundización de las políticas neoliberales y el remate del patrimonio nacional. La defensa del agro debe ir a la par con la defensa del agua y de la soberanía alimentaria.
 
Por otro lado, se ha aprobado el Presupuesto General de la República, que de una parte confirma el manejo centralizado de la economía y por otra no contempla incrementos en las remuneraciones de los trabajadores estatales, maestros y Fuerzas Armadas y Policiales, por lo que las luchas en estos sectores se verán agravadas, sin embargo el Congreso de la República ha aprobado el incremento de los gastos de representación de los congresistas en una proporción del 100% (ahora será de 15,000 nuevos soles).
 
En este escenario nacional e internacional, proponemos centrar la agenda de los trabajadores en las siguientes demandas:
  
Agenda laboral.


1) Defensa de la organización sindical y los derechos fundamentales de los trabajadores, enorden de ideas retomar la lucha por la LGT como un instrumento de recuperación de derechos, promulgación del nuevo Reglamento de  Relaciones Colectivas de Trabajo, eliminación de los regímenes de derechos progresivos (agroindustria, ley de exportaciones no tradicionales, MYPES) y de la tercerización en general y creación de la SUNAFIL.
 
2) Lucha frontal contra el acoso y asesinato de dirigentes. Rechazo al paralelismo sindical.

3) Derogatoria de los decretos represivos que criminalizan la protesta

4) Solución a los conflictos laborales y negociaciones Colectivas tanto en el sector público como privado.
 
5) No al indulto del sentenciado y reo en cárcel Alberto Fujimori, defensa de los DD.HH., sanción para los asesinos y corruptos, no a la impunidad.
 
6) Defensa de la autonomía de Essalud frente a FONAFE, no a la privatización de sus servicios y mejoramiento de la atención y buen trato a los asegurados.

7) Construcción del Gaseoducto SUR PERUANO y del Polo petroquímico, masificación del gas para todos los peruanos y recuperación real de los lotes 88 y 56 del gas de Camisea.
 
8) Aumento general de sueldos, salarios y pensiones para los trabajadores públicos de todos los sectores, incluyendo a los maestros y rechazo a la nueva “Ley del Servicio Civil”.
 
9) Aumento del Sueldo Mínimo Vital de acuerdo con la canasta familiar.

10)  Inconstitucionalidad de la nefasta Ley de Reforma Magisterial por violar los derechos adquiridos de los maestros.
 
11) Recuperación y fortalecimiento de las empresas estratégicas y la no privatización del agua y las empresas de Agua, Puertos, Banco de la Nación, Petroperú, Empresas Eléctricas y de los Aeropuertos. Reestructuración del FONAFE. Destitución del  Ministro de Economía  Miguel Castilla.
 
12) No a la explotación minera irresponsable.
 
13) Atención prioritaria al agro y a la soberanía alimentaria.
 
14)  Lucha por la eliminación de la violencia contra las mujeres, ¡No al feminicidio!
 
Plan de lucha.

En cuanto al Plan de lucha, proponemos:

1.-  Seguir impulsando las acciones relacionadas con el rechazo a  la revocatoria contra la Alcaldesa Susana Villarán y respaldar las acciones de lucha de las regiones (Ronderos, Macro sur etc.) lucha de los estatales y sindicatos del sector privado.
 
2.- Realizar una Asamblea Nacional de Delegados en febrero del 2013, para analizar la nueva situación política, re priorizar la agenda laboral y aprobar el plan de acción para el año venidero, en el cuál deberemos aprobar una Jornada Nacional de Lucha.  

3.- Posteriormente a la asamblea, deberemos impulsar un Encuentro Nacional de las organizaciones sociales, políticas y populares, a fin de articular e impulsar el plan de lucha bajo una plataforma unitaria, a fines de marzo.
 
4.-  Luchar contra el indulto a Fujimori.
 
5.- Ratificar a la CGTP, como un organismo de frente único e instrumento articulador de las luchas sociales.
 
6.- Seguir impulsando el desarrollo y fortalecimiento de la Coordinadora Política y Social-CPS, como un espacio de unidad en la acción.
 
7.- Ratificamos nuestro compromiso de seguir trabajando por la construcción de un proyecto político unitario de las fuerzas que luchan por el cambio a favor de los intereses del pueblo peruano.
 
En lo político la CGTP, debe seguir siendo un factor de unidad de todas las fuerzas políticas y sociales del campo popular.  Debemos persistir en la unidad de ese amplio movimiento de fuerzas políticas y sociales que votaron por el cambio. En suma proponemos iniciar una nueva etapa de acumulación de fuerzas que nos permitan ser un factor de Gobierno y poder en los procesos electorales del 2014 y 2016.

Lima, 18 de diciembre del 2012


Confederación General de Trabajadores del Perú
Secretariado Ejecutivo Nacional