12 de agosto de 2010

España se va a la Huelga General el 29 de Setiembre

El 29 de setiembre es el día. El gobierno español que en el papel es de izquierdas, (pero bueno, es que el papel aguanta todo) está aplicando una política económica que deja en los trabajadores la carga para salir de la crisis. El gobierno además busca aprobar una reforma laboral que como señala CCOO tiene como objetivo abaratar y facilitar el despido, da más poder a los empresarios, no crea empleo decente, permite que la temporalidad sea la norma y no la excepción.

"Hasta aquí nomás" dijeron los sindicatos y así CCOO y UGT están promoviendo una Huelga General, lo que nosotros llamamos un Paro Nacional, para el 29 de Setiembre. Desde ya nuestra más firme solidaridad y los mejores deseos que la medida sea un éxito.

Una huelga es para un sindicato, como una tormenta para un marinero. No se busca, pero en ella demostramos lo que somos. Y desde aquí, viendo lo que hacen los compañeros españoles podemos aprender mucho acerca de lo que es organización y comunicación sindical. También podemos comparar, que así se aprende mejor.

Si bien el gobierno no ha recibido con agrado la medida adoptada, hasta donde entiendo, se respeta el derecho de los trabajadores a expresar su oposición. Aquí en Perú cada vez que se propone una Huelga General, el presidente y sus corifeos (por radio, prensa y televisión) son los primeros en declarar que se trata de terroristas que buscan poco menos que el apocalipsis nacional.

Pero en todas partes se cuecen habas. No ha faltado en España un vocero del PP (la derecha) que ha salido a decir que deberían "erradicarse las huelgas generales". La declaración ha sido comentada y rechazada ampliamente. Los compañeros López Bulla y Antonio Baylos es sus respectivos blogs han respondido de manera clara y contundente.

Detener la producción de un país no es tarea fácil. Implica un esfuerzo de organización y comunicación considerables. Desde tan lejos, y gracias al blog de CCOO podemos entrever algo de ambas cosas. Por un lado, vemos una sucesión impresionante de reuniones, asambleas de base donde dirigentes de todo rango asisten, informan y discuten los objetivos y tareas de la huelga general (29S).

Efectivamente, se trata de bajar a las bases, esa expresión que retrata la compleja relación en la estructura sindical. Muchas veces en nuestra vecindad, algunos dirigentes consideran que basta hacer escribir una convocatoria, imprimirla o enviarla por correo electrónico y listo. No, compañeros. Nada reemplaza al contacto directo, cara a cara entre dirigentes y dirigidos. 

Antes, me contaba el viejo Juan, que para un paro o huelga se acostumbraba visitar cada sindicato, los dirigentes locales se comprometían a llevar la mayor cantidad de membresía sindical, quedando muy mal vistos si no lo hacían. Luego, la asamblea pasaba a revisar todo lo relacionado con el paro y al final se aprobaba democráticamente su puesta en marcha, que empezaba allí mismo con la formación de comités de tareas. Entiendo que algo así andan haciendo los sindicalistas españoles.

En el tema de comunicaciones hay muchas cosas interesantes, desde la simple y directa octavilla, que ahora podemos distribuir mediante Internet hasta un concurso de vídeo. Trasmitir una convocatoria de huelga implica evidentemente muchos niveles de comunicación, atiende a diversos sectores sociales. no es lo mismo un volante leído por un sindicalista plenamente convencido que por un trabajador que no tiene claras las cosas. A veces, por aquí, escribimos solamente para el "público cautivo", para los convencidos, utilizando el lenguaje -el dialecto- sindical, usando referencias culturales propias, para no hablar de la brecha generacional. A nivel de diseño gráfico, nuestros afiches (los peruanos, digo) siguen moviéndose en la vieja escuela del realismo socialista.

No se trata simplemente de abrir una cuenta en Facebook, Youtube o Twitter. Se trata de articular un discurso coherente que se exprese en diversas plataformas, utilizando las características propias de cada una de ellas. Nosotros por aquí aún estamos aún empezando en eso. Por ejemplo, el concurso de video que se está realizando con motivo de la Huelga general me parece una muy buena idea. Permite dar a conocer videos de tema sindical, canalizar la afición y talento de los sindicalistas y comunicar a otros las razones de la huelga mediante una plataforma novedosa.