14 de marzo de 2008

El viejo de Tréveris


Es muy difícil en unas líneas poner algo sobre el viejo de Tréveris. Uno de los primeros cursos sindicales que escuche hace muchos años atrás, no recuerdo si era de historia del movimiento u organización sindical empezaba así:

“Hace mucho tiempo, hubo un pensador, que decidió entender el mundo desde nuestro punto de vista, desde la manera que lo vemos los trabajadores, para luego, saber como transformarlo. Ese hombre, dedicó su vida a entender como funciona el capitalismo para poder superarlo y construir un mundo mejor, más justo y más humano. Para lograr esto era necesario organizar a los trabajadores. Y así, es uno de los que más ha hecho por nuestra organización. Nos dejó una ideología o sea una manera de ver el mundo desde nuestros propios zapatos, pensada desde nuestros intereses. Ese hombre es Carlos Marx y nuestra ideología es el marxismo.”

Ahora, cuando empieza un nuevo curso, palabras más, palabras menos, repito el mismo párrafo, ante decenas de rostros jóvenes y cetrinos, a veces cansados, de obreros o trabajadores rurales, hombres y mujeres que se reúnen para organizarse en un ritual que ya tiene varios siglos. Las idas y venidas, logros y fracasos, errores y aciertos de la ideología de los trabajadores no empañan ni reducen la generosidad de Carlos Marx y de su esfuerzo sincero por hacer de este mundo un hogar para todos los hombres y mujeres.

Hoy en un aniversario más de su muerte, nosotros los sindicalistas seguimos recordándolo y haciendo todos los esfuerzos por realmente unirnos todos en todo el mundo. Gracias, viejo.