15 de julio de 2008

Apuntes sobre el Paro

Ya han pasado algunos días después de la euforia del Paro Nacional y podemos intentar anotar algunas ideas, menos centradas en la interminable discusión si el paro fue exitoso o no.

La evaluación de un paro nacional se puede interpretar de diversas maneras. Cada lectura responde a una de las diferentes dimensiones que comprende una movilización así. Obviamente hay una lectura política, una sociológica, una económica y un largo etc.

Ya han circulado a través de la prensa y de Internet diferentes análisis y evaluaciones del Paro. En la CGTP estamos preparando un balance más informativo con los reportes de las diferentes bases. Ahora sólo anotaremos algunas ideas más de carácter organizativo.

Una estructura sindical para Lima:

La CGTP nunca desarrollo una estructura sindical para Lima Metropolitana, en parte porque se pensaba que la Confederal con su sede en Lima podía darse abasto para organizar directamente a Lima, en parte porque la presencia de Federaciones y Sindicatos en Lima hacia poco necesaria una instancia propia. En España, por ejemplo, una cosa es CCOO Confederal y otra es CCOO Madrid. Aquí no hay una CGTP Lima y talvez debería existir. Es decir, la actual propuesta organizativa que tenemos son las "coordinadoras sindicales de conos". La que existe y funciona es la del Cono Este. La pregunta es si solamente este nivel de estructura sirve para nuestros objetivos.

La ciudad de Lima ha crecido mucho desde los años 70s. Lima ya no es una ciudad con un único centro o áeas industriales definidas, el incremento del comercio y los servicios también afectan al movimiento sindical. La idea es que la estructura sindical debería ser algo así como el sistema sanguíneo del mercado laboral. Pero en nuestro caso no es asi, tenemos una estructura centrada en unas áreas y ramas e inexistente en otras.

El mitin:

Por esa razón, plantear un Paro entendido como la interrupción del proceso productivo es cada vez más difícil para el movimiento sindical. Como lo hemos dicho en otros momentos, no es posible paralizar actualmente la producción. No tenemos la estructura orgánica ni eso que se llamaba "correlación de fuerzas" adecuada para lograrlo a nivel general. A nivel parcial y sectorial ya es otro cantar.

Lo que si esta resultando y cada vez mejor, son los mítines. El día del Paro se lleno la Plaza Dos de Mayo completamente. Esto que puede pasar desapercibido, implica muchas cosas, por un lado convocatoria efectiva, identidad sindical, legitimidad y representación. Dificilmente otro actor de la sociedad civil puede lograr lo realizado por el movimiento sindical. Ciertamente no fueron solo la CGTP y la CUT, sino un abanico más amplio donde se pueden registrar organizaciones barriales, estudiantiles y los partidos de izquierda.

La idea que deseo resaltar es que "el mitin" como práctica de organización y comunicación sindical vuelve a ser un elemento importante.

Los medios de comunicación:

Algunas décadas atrás se discutía por los intereses de empresa de los medios de comunicación, y cuestionar el concepto de libertad de prensa por el carácter de clase de los diarios no parecía descabellado. Luego en los 80s con la ola democrática, nos olvidamos que los periódicos, televisoras y radios tienen intereses de empresa muy claros y definidos. La experiencia fujimorista nos mostró cuan simple resulta controlar a la prensa cuando se dispone de dinero en abundancia.

La cobertura del paro antes, durante y después ha sido pues un ejemplo más de cómo la prensa toma partido generalmente por el poder político y que más importante que la verdad, es no incomodar al gobierno de turno.

Esto, que nunca debimos olvidar, simplemente nos obliga a disponer de medios de prensa propios, o como se dice ahora "alternativos". La prensa sindical es casi inexistente. No hay un periódico, salvo La Primera dentro de sus limitaciones, que se muestre sensible a los temas laborales y sindicales.

La CGTP a pesar del esfuerzo de algunos, tampoco dispone de una verdadera estrategia de comunicación. Una estrategia que sea integral y que vaya más allá de simplemente convocar conferencias de prensa y cruzar los dedos para que vengan los periodistas y para que luego publiquen las noticias.

Acumular fuerzas:

Se supone que un paro sirve para acumular fuerzas. Y debemos entender que acumular fuerzas significa algo. en este caso, afortunadamente si significa algo. Los dos meses previos al paro se han realizado reuniones, contactos, visitas y por lo menos desde un punto de vista estrictamente orgánico, ahora estamos mejor que antes del Paro. La CGTP ha digamos, "aceitado sus engranajes" y la sociedad ha sido notificada que estamos aquí. El componente sindical y laboral en la sociedad civil tiene ahora un rol más claro. esto desdibuja un poco a algunas ONGs y saca a luz las debilidades de los otros actores sociales. Un dato, el mitin del primero de mayo no lleno la plaza, este ultimo si. Después del paro mucha gente, y muchos trabajadores se han acercado a la CGTP para formar sus sindicatos y para "mantenerse en contacto" como se dice. Hay más trabajo.

¿Y ahora que?

Los conflictos sociales se pueden leer de muchas maneras y dependiendo de eso uno puede augurar diferentes escenarios. La política se comporta como algunas personas a las que recriminas por algo pero permanecen indiferentes para luego de unos días cambiar de actitud. Son lentas. Así pasa con el Paro, sus efectos no pueden verse de inmediato, pero ya aparecerán. La popularidad de García va cayendo, hay más protestas, tal vez mejor organizadas.

A nivel sindical, la cosa es más clara. La CGTP y la CUT representan a lo más firme del sindicalismo peruano. La crisis de la CATP es más clara también. Muchas de sus bases se plegaron al paro a pesar que su longevo y sempiterno dirigente Alfredo Lazo se opuso al mismo en un afán de acercarse al gobierno. La CTP bueno, que se puede decir de la CTP, ese organismo anexo al partido aprista. Nada, es mejor no decir nada.