12 de abril de 2017

CGTP suspende participación en Consejo Nacional de Trabajo


La CGTP a través de su secretario general, Gerónimo López esta anunciando la suspensión de su participación en el Consejo Nacional de Trabajo.

Inmediatamente los voceros de los empresarios y el gobierno han señalado que la central sindical esta rechazando el diálogo social. ¿Porqué ha suspendido su participación la CGTP del Consejo Nacional de trabajo?

El Consejo Nacional de Trabajo (CNT) es una instancia tripartita, es decir, comprende a tres actores: sindicatos, empresarios y gobierno. Su objetivo es disponer de una instancia donde se pueda discutir y consensuar las políticas laborales del gobierno. 

El CNT no legisla, no dicta leyes, sino discute los temas y cuando hay acuerdos, éstos deben pasar al Poder Legislativo o Ejecutivo. Para que esto ocurra debe haber consenso en la propuesta. Si no hay acuerdo, se entiende que no se debe insistir en dicho tema. 

El actual gobierno a través del Ministro de Trabajo mantiene un doble discurso en el CNT. Por un lado, en sus comunicaciones con los representantes de los trabajadores asegura que las medidas serán discutidas y consensuadas en dicha instancia, pero luego aparece en medios y señala que el Ejecutivo está siguiendo un cronograma y que en julio del presente año estará lista la reforma laboral propuesta por el gobierno.

Entonces ¿qué se va a discutir en el CNT? 

Para el gobierno y especialmente para el Ministro Grados, el diálogo social consiste en escuchar las quejas de los trabajadores y continuar con la propuesta del gobierno. 

El gobierno -a petición de los empresarios- propone un sistema de tres regímenes laborales. Uno llamado "general", otro de exportaciones y otro de MYPES (Micro y pequeña empresa). Los dos últimos eran regímenes temporales pero ahora pasan a ser permanentes. 

Esto es grave porque en esos dos regímenes los trabajadores tendrán menos derechos: menos vacaciones, se elimina la CTS y las gratificaciones de julio y diciembre, mediante el cálculo de "pago anual" que en verdad reduce la remuneración, y finalmente contratos temporales (de tres o seis meses) por toda la vida.  

Esto es grave, porque entre MYPES y exportaciones estamos hablando aproximadamente del 95% de trabajadores asalariados no agrícolas en el país. Recuerden que en el país una "Pequeña empresa" tiene entre 10 y 100 trabajadores o registrar un máximo de ventas de 1700 UIT que significa alrededor de 6 millones y medio de soles al año. En estas empresas tenemos a más del 90% de la PEA asalariada no agrícola. 

Es decir, de cada 100 trabajadores en las ciudades, 90 de ellos está en una micro o pequeña empresa. Con la propuesta del gobierno, el mercado laboral será discriminatorio. Un grupo reducido de trabajadores tendrá los derechos y condiciones de trabajo actuales dentro del régimen "general". Se llamará "general" pero comprenderá a menos del 10% de los trabajadores y trabajadoras del país. 

El resto de trabajadores estará en los otros dos regímenes. El de exportaciones y el de MYPES con menos derechos por un tiempo indeterminado. 


Es como decirle a alguien: "Voy a conversar contigo, pero al final de la conversa, seguiré pensando y haciendo lo que yo quiero". Eso no es diálogo. 

La CGTP desea dialogar pero en un escenario donde se discuta seriamente todos los aspectos de la política laboral del gobierno. Incluso la propuesta de Ley Juvenil, que el Ministerio de trabajo ha decidido pasarla al Congreso sin que se revise en el CNT. ¿Porqué? "Por que no hay reducción de derechos" dicen el Ministerio. 

El Ministro Grados parece creer que está en la mesa de negociación colectiva de una empresa. En donde si das un beneficio particular por un lado, entonces puedes quitar un beneficio en otro lado. Parece creer que si no se trata de dinero o beneficios, entonces el sindicato no debe inmiscuirse en el tema. 

No. La CGTP como cualquier central sindical en una sociedad democrática tiene no sólo el derecho sino la obligación de discutir todos los aspectos de las políticas laborales, sociales y económicas del país. Pensar lo contrario es simplemente no creer en el diálogo social y la democracia. 

Precisamente, por eso, la CGTP suspende su participación en el CNT. Por que es el Ministerio de Trabajo quien ha destruido el diálogo social en el país.