24 de abril de 2013

Detienen a dirigente sindical Amed Albújar de Topy Top


La empresa Topy Top es una de las más importantes en el rubro de confecciones. Es de capital peruano. Hace algunos años tuvo serios problemas con los trabajadores, cuando se formó un sindicato. La empresa despidió intempestivamente a más de un centenar de trabajadores sindicalizados.  Entonces, las empresas que compran los productos de Topy Top en Europa, presionadas por los sindicatos europeos obligaron a la empresa peruana a reponer a los despedidos y a reconocer al sindicato. 

Esta lección debió ser suficiente para la empresa Topy Top. Debió entender que los derechos laborales están hechos para ser respetados. Pero lamentablemente no ha sido así. 

Durante los últimos años, la empresa ha mantenido una política de hostilizaciones y acosos constantes contra los trabajadores organizados. La empresa se ha dividido en unidades menores para impedir una organización sindical más fuerte. Ha promovido disputas internas y divisiones entre los trabajadores. 

A pesar de todo esto, los trabajadores y trabajadoras han persistido en su organización sindical. La cual ha sentido los golpes recibidos. Los trabajadores de confecciones desarrollan su labor en condiciones bastante duras, con turnos rotativos, expuestos a accidentes y problemas de salud. En general son trabajadores jóvenes, con una fuerte presencia femenina. Hay muchas trabajadoras jóvenes que son a la vez jefe de hogar. Las remuneraciones, por el tipo especial de régimen laboral que tienen los trabajadores textiles y de confecciones, es de mas más bajas del mercado laboral. Levemente por encima de la RMV. 

Ahora, el sindicato como todos los años, debe presentar conforme a ley su proyecto de convenio colectivo. Este es un trámite perfectamente legal. Para hacerlo, es normal que los trabajadores se reúnan y realicen asambleas. Los sindicatos tienen personería gremial. Están reconocidos por el Estado peruano. Pueden reunirse libremente y no requieren de ningún permiso para hacerlo. 

El día de ayer, a las 10.00 am al terminar una asamblea sindical, el secretario general Amed Albújar es detenido por la policía. Los agentes policiales "descubren" paquetes de droga en su mochila. El dirigente es detenido y llevado a la comisaría de Zárate. 

En un contexto de pésimas relaciones entre la empresa con el Sindicato, más aún cuando la organización gremial está por presentar el pliego de reclamos, que el secretario general (es decir, el representante legal y principal del sindicato) sea detenido por una acusación de drogas, es poco menos que sospechoso. ¿Quien se beneficia de esta situación?  

Estamos seguros que el movimiento sindical nacional e internacional así como la ciudadanía en general  van a expresar su rechazo a lo que parece ser una simple maniobra para impedir que los trabajadores de confecciones tengan un mejor salario. 


ACTUALIZACION 24-04-13 10.45 am.
El c. Amed Albújar ha sido liberado esta madrgada.