9 de julio de 2012

12 de Julio: Jornada Nacional de Lucha

Este jueves 12 de Julio tenemos una Jornada Nacional de Lucha. Es un día donde todos los reclamos, movilizaciones y protestas locales, sectoriales, regionales se articulan en una sola. La convoca la CGTP, pues es la principal central sindical del país. Se suman a dicha convocatoria muchas organizaciones laborales, sociales, partidos políticos y demás organizaciones de la sociedad civil. 

La situación política se torna cada vez más complicada. El gobierno comete gruesos errores. El viraje a la derecha se consolida con cada día que pasa. Ya casi resulta una discusión inútil las razones de tal viraje. Si Ollanta ha sido obligado, seducido, engañado o si es un momento táctico para que luego regrese al camino de la gran transformación. Lo real es que tenemos un gobierno de derechas. Que apuesta por mantener un modelo neoliberal y eventualmente mejorar las políticas asistenciales. 

En materia laboral, esto implica que la agenda de cambios necesarios y urgentes será desestimada. Ya no habrá Ley General de Trabajo. Los regímenes especiales en exportaciones y agricultura seguirán garantizando mano de obra barata, empleos precarios y grandes ganancias para los empresarios. Las inspecciones laborales no tendrán una superintendencia y la libertad sindical seguirá siendo una buena idea y nada más. Para el movimiento sindical, esto implica prepararse para un nuevo periodo de conflictos y luchas. 

Por otro lado, el conflicto de Cajamarca alrededor del proyecto minero Conga se torna cada vez más violento, en gran parte por la errónea política represiva de los mandos policiales y militares en la zona. La muerte de cinco ciudadanos es una tragedia cuya responsabilidad es del gobierno de Ollanta. Ahora, una comisión de diálogo formada por dos figuras de la Iglesia Católica (¿algún día tendremos una sociedad y una política realmente laica?) va a intentar lo que no se ha podido lograr en todo este tiempo. Más allá de las inconsistencias y diferencias en los que dirigen la protesta cajamarquina parece quedar claro que la mayor parte de sus ciudadanos no desea que se inicie ni continúe el proyecto minero Conga. 

La apuesta del gobierno por doblegar la protesta con represión, cerco mediático e indiferencia limeña no esta funcionando. Cajamarca resiste y sigue luchando. 

En el sur tenemos la huelga magisterial impulsada por el CONARE. Los reportes señalan un éxito en seis regiones del país. El SUTEP no reconoce esta huelga y acusa a CONARE de estar infiltrado de senderistas. Lo real es que efectivamente los neosenderistas de MOVADEF están cada vez mejor organizados y tienen presencia entre jóvenes estudiantes y profesores de provincias. Esta situación plantea algunas preguntas ¿Cómo así la “sana hegemonía” que afirmaba disponer Patria Roja en el magisterio peruano ha devenido en esta fractura? El argumento que pretende deslegitimar a CONARE por la presencia de neosenderistas es dificil de sostener. 

¿Todos los profesores actualmente en huelga son senderistas? Obviamente no es asi. Lo que tenemos es un problema de representación en el magisterio. Los profesores de provincias no parecen muy contentos con los métodos de trabajo y prioridades del SUTEP oficial. Esta situación ha creado múltiples espacios para el surgimiento de “corrientes” entre los profesores. Hay un “SUTEP democrático” y se señala que incluso hay dos CONARE. Al parecer todas estas tendencias se han articulado en la actual huelga indefinida.

Frente a esto, la respuesta del SUTEP oficial no ha sido la mejor. Tratar de aislar a una huelga en seis regiones del país acusandola de infiltrada por senderistas no resulta eficaz, salvo tal vez entre las temerosas clases medias limeñas. Pero más allá de Patria Roja, el tema de fondo es el rol de la izquierda frente a la actividad de los neo senderistas. 


Y este sí es un tema importante que debemos discutir. En parte porque la existencia de un discurso ultraradical siempre tendrá adherentes en un país con las desigualdades sociales que arrastra. Y puede ser la entrada para legitimar la violencia terrorista. La del pasado como la de un hipotético futuro. El senderismo tiene poco que decirle al sindicalismo de clase. El uso instrumental de los pliegues y fisuras del orden democrático son parte de ese juego que los senderistas siempre han tenido. Reclamar democracia cuando son minoría y exigir disciplina cuando son mayoría. 

Y por eso no podemos caer en las respuestas facilistas de cierta derecha que quiere desterrar todo aquello que tenga algo de rojo. Ni se trata de asumir posturas fariseas y cerrar los ojos frente a los neosenderistas. Tampoco claro esta, vamos a caer en la ingenuidad de esperar que los actuales senderistas sean diferentes a los originales. No, de ninguna manera. 

Sendero siempre ha sido una opción antidemocrática, autoritaria, instrumentalista y ha desdeñado valores importantes como la libertad, la solidaridad, la tolerancia para ya no hablar de la autonomía social y el derecho a la vida. Sendero nunca tuvo ni tiene ahora a través de MOVADEF un carácter “revolucionario”. En la actualidad se trata de un grupo de presión, interesado en liberar a varios miles de condenados por terrorismo. Para lograrlo utilizan consignas de sentido común, pero vamos, ¿a quién pueden engañar?. Al movimiento sindical no definitivamente. MOVADEF no discute ni debate. La ideología senderista es una aplanadora, que luego de pasar no deja fisura, ni duda en la cabeza de sus jóvenes seguidores. 

Más que discutir con senderistas inmunes a cualquier argumento, la izquierda tiene la responsabilidad de construir un discurso realmente radical para los sectores más pobres y explotados del país. Una izquierda que afirme la posibilidad de un cambio social y de una esperanza para los que siempre pierden. Y parte de ese esfuerzo es la Jornada Nacional de Lucha del 12 de julio. Una protesta ciudadana, pacífica, organizada y democráticamente construida. Y una protesta radical a la vez. Porque la radicalidad no se encuentra en el grito más fuerte ni en el reclamo más extremo, sino en la lucha que apunta realmente a la raíz de los problemas.