22 de noviembre de 2011

Un fracaso más ¿qué importa? Sobre la crisis de Patria Roja en el sindicalismo peruano

Ha finalizado el XIII Congreso Nacional de la CGTP y dentro de poco aparecerán los balances y evaluaciones del mismo. Las presentes líneas son un primer borrador centrado en las correlaciones políticas del evento congresal.

Patria Roja

Como todos deben saber, en la sociedad civil, es el sindicalismo peruano uno de los actores más politizados. Esta situación es el resultado tanto de la necesidad de adquirir una visión integral que articule la acción económica con los espacios políticos donde se define algunas reglas de juego. En general, la organización de los trabajadores ha sido una labor política y de la política de izquierdas, aquí y en todas partes.

En el sindicalismo peruano el partido Patria Roja (PR) ha sido un eje de aglutinación, organización y conducción de importantes sectores laborales desde los años 70s cuando aparecen como una división secundaria de Bandera Roja. Bandera Roja, Puka Llacta y Patria Roja son parte de la tradición "maoista" en la izquierda peruana. El maoísmo como sabemos, es la doctrina política de los seguidores de Mao Zedong, el líder revolucionario chino. Bien, todo esto es necesario señalarlo por que muchos compas en el movimiento sindical no lo saben y es necesario dar las referencias, el mapa político, las coordenadas para que no se pierdan o sean confundidos. 

Patria Roja desde los años 70s ha estado reclutando adeptos entre universitarios, profesores y algunos empleados públicos. Todos sus intentos por organizar o influir en el proletariado industrial, minero, manufacturero o similar han sido un fracaso. Entre el discurso campesinista del maoísmo tradicional y el "estilo" de conducción de los compas de Patria Roja, nunca lograron convencer al proletariado local de manera sostenida.  

El XIII Congreso de la CGTP

El congreso de la CGTP se ha venido preparando desde hace buen tiempo. Se han realizado asambleas, encuentros, discusiones y debates sobre los temas del Congreso. Como hemos señalado en un post anterior habían temas importantes en agenda, así como nuevos actores o más precisamente viejos actores revividos, como el troskismo en todas sus variantes.

El que escribe estas líneas estaba seriamente preocupado -y lo he escrito algunas veces- acerca del crecimiento de un ala "ultra" en el sindicalismo peruano. Una ultraizquierda que de manera voluntarista pretenda convertir la ausencia de partidos en una oportunidad para trastocar a los sindicatos en aparatos partidarios. En general, siempre me ha parecido que tanto el maoísmo como el trotskismo teniendo cosmovisiones en las antípodas, comparten un mismo desprecio por la autonomía sindical. 

En los medios sindicales se especulaba acerca de las fuerzas que podría traer Patria Roja a través de los sindicatos donde tienen mayor presencia, arraigo y seguidores. Ciertamente, el SUTEP es uno de los espacios donde mayor acogida tienen, pero también se contaba a FENTUP, FENDUP, FETRAMUNP, FENUTSA y la CITE entre otras bases. 

El escenario de estas correlaciones se mide en diferentes momentos a lo largo de un congreso. En las elecciones de las mesas directivas, en los debates de comisiones, pero también en los gestos y actitudes. Para nadie es un secreto que Patria Roja llego al Congreso sindical pidiendo el cielo y en actitud desafiante. 

A nombre de tres reconocidos dirigentes del SUTEP y FENDUP fue distribuído un folleto muy bien diseñado e impreso a cada uno de los 615 delegados asistentes al evento. ¿El titulo del documento? Algo así como "Para la reorientación sindical clasista de la CGTP"

Una lectura rápida del mismo dejaba claras las cosas: los compañeros de Patria entraban con perna en alto. La CGTP a juicio de los tres autores había cometido errores de "dirección política", en muchas cosas "no se había avanzando nada", y por lo tanto era "necesario una reorientación clasista" puesto que la dirección política de la CGTP había "desviado del sindicalismo clasista" entre otras frases en el mismo tono y sentido. 

Más allá de los adjetivos, el ataque de Patria Roja era claro y directo: apuntaba a lo que ellos consideran la dirección política del movimiento sindical, es decir al Partido Comunista Peruano. Ya en otros documentos han señalado que el PCP esta en "crisis terminal" o que es "incapaz de renovarse". Algunos de sus voceros incluso insinúa que es PR la que le permite subsistir al PCP. 

La estrategia de PR era sencilla. Contraponer su folleto a las Tesis y Mociones aprobadas por el Consejo Nacional, y desde allí capitalizar una crítica a la dirección sindical, aglutinando a los troskistas, socialistas, independientes de izquierda, etc. Querían ser la cabeza de la oposición crítica en la CGTP. 

Los errores de Patria Roja

Sin embargo, esta estrategia se estrelló contra la realidad de manera rápida y contundente. En primer lugar, cayó bastante mal entre los delegados que se entregue un documento alterno de manera tan "oportuna", justo antes del debate de comisiones. Cuando era evidente que dicho folleto estaba preparado tiempo atrás.    En la Comisión de situación orgánica donde participé, uno de sus autores quiso polemizar con alguien del Consejo Nacional enfrentando un documento contra el otro. 

Pero, y esto lo notaron enseguida los delegados y delegadas sindicales ¿no es el SUTEP y FENTUP parte de la dirección nacional de la CGTP? ¿No son los tres autores de dicho folleto parte del Consejo Nacional de la CGTP? Y si, son parte fundamental de la misma dirección que pretenden cuestionar y "reorientar".

Un viejo delegado sindical me dijo esa mañana -es la misma escopeta de dos cañones que usa Patria Roja toda la vida...      

Pero no acaban allí los traspiés de PR. Mientras los delegados empezaban a hojear estupefactos el folleto alterno, se pasa a la votación de la presidencia de la comisión. Uno de los tres "autores" del folleto es propuesto como candidato por uno de sus seguidores. Una votación. Era el momento de medir fuerzas y ver cómo viene funcionando la estrategia maoísta en el congreso sindical. Mis camaradas proponen con lucidez a un compañero también dirigente sindical y figura reconocida del PCP. 

Los delegados votan. El candidato sindical de Patria Roja recibe 32 votos. El del PCP 123 votos. La asamblea estalla en aplausos y vivas. El rostro del curtido maoísta se ensombrece y nunca sabremos si fue por vergüenza o cólera. Es una derrota aplastante y marcará el tenor en esa y las demás comisiones. 

En una reacción rápida e inteligente, pero igualmente inútil, los maoístas redistribuyen sus fuerzas y se trasladan de las comisiones de normativa laboral y situación internacional concentrándose en la de situación orgánica y situación nacional. Pero aún así son una clamorosa minoría. Y con alegría ciertamente veo que mi organización partidaria ha crecido en el movimiento sindical, tanto en militantes como en influencia. 

Al momento de conformar la lista unitaria de la nueva dirección sindical, era muy notorio ver los rostros preocupados de los operadores de Patria Roja tratando de articular viejas lealtades en Fenutsa, Fetramunp, Fendup pero al parecer con poco éxito. Al final, la "sana hegemonía" que dicen practicar solamente sigue funcionando en el SUTEP y FENTUP. 

A manera de conclusión

¿Qué ha pasado con Patria Roja? es lo que se peguntaba la mayoría de delegados congresales al final de la jornada. Por un lado, los gruesos errores políticos de su dirección, en los últimos años han empezado a pasarle factura. La posición primero contraria y luego ambigua, para luego nuevamente contraria frente al actual gobierno es oro elemento. 

Más de fondo podemos señalar que PR ha tratado de conjugar una acción pragmática en extremo con un discurso radical y dogmático. Esta lógica que cosechaba éxitos en los 80s y parte de los 90s en el movimiento estudiantil, y sirvió de cantera para los cuadros del SUTEP, hoy ya esta agotada. PR ya no tiene la misma presencia en el movimiento estudiantil universitario. 

El otro elemento es la seria crisis de dirección y orgánica que atraviesa el SUTEP. Como lo señalaron varios delegados en el propio congreso, existen en la práctica hasta tres SUTEPs que coexisten con diferente grado de animosidad entre ellos. Y no parece haber manera de resolver esto. También es claro señalar que dicha fractura se explica principalmente por la "sana hegemonía" que ha practicado Patria Roja con el Sindicato docente. Es una buena lección para todos ver que las agrupaciones partidarias que ignoran o maltratan la autonomía sindical, tarde o temprano lo lamentan. Los trabajadores organizados no somos borregos.  

Se nota también la crisis del perfil del dirigente sindical magisterial, que entendemos como parte de la crisis más general de la educación pública peruana. Patria Roja tiene serias dificultades para renovar sus cuadros sindicales. Basta ver un promedio simple de edades entre sus principales representantes. 

Ante una serie de derrotas en la escena política oficial, la pérdida del registro electoral en esa suma de errores y malentendidos con Fuerza Social, la fractura casi irreparable del SUTEP y la pérdida de influencia en bases tradicionales como Fenutsa, Fetramunp, Fendup resultaba estratégico para patria Roja consolidarse en la CGTP. Pero no ha sido así. A nivel de influencia sindical han salido seriamente debilitados. Todos los asistentes al congreso tenemos claro ahora su verdadero y reducido peso en el movimiento sindical. Parafraseando al propio Mao, ha quedado claro que "Patria Roja es un tigre de papel" en el movimiento sindical. 

Ciertamente, la dirección del PCP en el movimiento sindical, demostró madurez y sentido común al apoyar la formación de una lista unitaria y de frente único con todas las fuerzas presentes en el congreso, incluso con los alicaídos compas de PR.  Ahora salimos del congreso con una CGTP más estable, firme, unida y democrática. Es el ejemplo de Mariategui, es la praxis del sindicalismo clasista que nosotros los comunistas defendemos en el movimiento sindical. Que los "reorientadores" se reorienten a sí mismos. 


ACTUALIZACIÓN 01 Diciembre de 2011

Los compas de Patria Roja han dedicado dos artículos en el portal web de su organización política a este humilde servidor. Bueno, es un intento de debate que ojala pueda desarrollarse en base a argumentos y razones. Aqui los enlaces.




Hay  una discusión o más bien un ejercicio de catarsis, de algunos militantes de Patria Roja que andan preocupados por mis estados de ánimo antes que por mis ideas. Lean los comentarios que no tienen desperdicio. Estos temas, compas, deben siempre verse sin perder el buen humor o la perspectiva. Las actitudes de "Lenin indignado" o peor aún de "Mao fruncido" no quedan bien en un blog sindical.