17 de junio de 2011

Se inaugura la Biblioteca Sindical de la CGTP: todos estamos invitados

Hace un par de años apareció por la CGTP una joven con una idea sencilla y concreta. Conversé con ella por que generalmente, me pasan a todos los universitarios que van preguntado algo a la CGTP.  La joven quería ayudar a formar una biblioteca sindical. A diferencia de otros universitarios no venía a preguntar porqué los sindicatos hacen huelgas ni tenía la intención de ser la encarnación de Lenin o la Krupskaya. Quería una sola cosa: ayudar para que la CGTP tenga una biblioteca sindical.

Al principio pensé que se trataría de esos entusiasmos juveniles por el sindicalismo que se desvanecen con los primeros problemas o dilaciones. Pero no, Maria Rodríguez, que es de quien estoy hablando, logró convencer y persuadir a todos los dirigentes sindicales necesarios para llevar adelante su propuesta. Luego animó a sus compañeros universitarios para que nos regalen su tiempo libre los sábados y domingos y se la pasen entre libros viejos y afiches, fichando y fichando.

El sueño de María pudo haberse quedado en un sueño, pero hubieron dos hechos que fueron decisivos para hacerlo realidad. Por un lado, el c. Oscar Alarcón asumía la responsabilidad del Departamento Nacional de Educación Sindical de la CGTP. Ya lo he dicho y no me canso de hacerlo: Oscar Alarcón es hoy por hoy, el dirigente sindical con mayor visión acerca de los retos que tiene el sindicalismo y la imaginación necesaria para entender lo que debemos hacer.

Inmediatamente Oscar dió todo su apoyo a la idea de la biblioteca sindical y empezaba el reto de encontrar financiamiento y respaldo.

El otro hecho fue la generosa donación realizada por los hijos del gran poeta peruano Gustavo Valcarcel, que legaron la inmensa colección de libros de su padre a la CGTP. El proyecto de la biblioteca sindical estaba allí esperando, preparado para esta situación. Así, los últimos meses los jóvenes universitarios, algunos activistas sindicales y todo el departamento de educación han estado trabajando sábados y domingos para implementar la Biblioteca Sindical. Ha sido un trabajo paciente, duro, poco visibilizado, constante y completamente generoso.

Y así, este martes se va a inaugurar la Biblioteca Sindical "Gustavo y Violeta Valcárcel". Estoy muy contento y allí estaremos con todos los amigos y compas que nos acompañen. Una buena idea que se convierte en realidad, siempre es motivo de alegría.