18 de octubre de 2010

Textiles y confecciones en preparación de Congreso

A fines de este mes, en un par de semanas se debe de realizar un nuevo Congreso ordinario de la Federación Nacional de Trabajadores Textiles del Perú (FNTTP), organización sindical que reúne a los trabajadores textiles y de confecciones. Como sabemos ambas actividades si bien cercanas son muy diferentes. Los textiles elaboran hilos y tejidos mientras que los de confecciones toman la posta desde allí, elaborando T-Shirts y prendas. Resulta curioso como esta diferencia tiene implicancias en el rostro social del trabajador. Los de textiles tieneden a ser trabajadores mayores y varones, mientras que los más jóvenes y las mujeres están en confecciones. En parte, esto se explica por los regímenes de contratación. La estabilidad aún existe en textiles mientras que confecciones es una de las actividades más flexibilizadas que tenemos. 

Este punto es necesario destacar. En todo el mundo la labor de confecciones ha sido completamente desregulada. ¿Porqué? Bueno, tecnológicamente la labor exige cada vez más una labor mecánica y rápida, creando las bases para una mano de obra con menos capacitación, pero lo más importante es China. la presencia de las confecciones Chinas, con sus precios de venta increiblemente bajos -que suponen o una muy alta productividad o mano de obra muy barata- hacen muy difícil la competencia. Y claro, los emporesarios en todas partes se adaptan abaratando costos donde es más sencillo: el salario de los trabajadores. 

Hay una relación inversamente proporcional entre los salarios y la facilidad del despido. Así, en el caso peruano tenemos un régimen laboral especial para los trabajadores de confecciones que bajo el argumento de favorecer las exportaciones, permite una libertad de despido absoluta y por ende salarios muy reducidos. 

Bueno, de allí que nuestro problema consiste en formar sindicatos que duren en el tiempo. Hace poco en una reunión con dirigentes de la FNTTP nos informaron de los despidos completamente antisindicales que se vienen realizando en sus bases. En Aris Industrial se ha despedido a toda la junta directiva junto con los afiliados al sindicato, también en Texpop,  

Una información más completa se puede hallar en dos textos diferentes pero de obligada lectura. Hace poco, estuvo de visita Isidor Boix, lo que me permitió conocerlo y charlar con él. Siempre es grato conocer a sindicalistas de gran formato, como diría el amigo común Pepe López Bulla. Bueno, Isidor, luego de su viaje -y como es su costumbre- ha redactado un informe de dicho viaje que es simplemente un estado de la cuestión en el tema de textiles y confecciones. 

Me permito señalar al paso, que eso es lo que se espera de todo dirigente que hace viajes de trabajo. Un informe minucioso y claro, que razone los hechos y permita entender al lector, lo que se ha hecho, porqué y para qué. Así pues, la tarea de esta semana es leer dicho informe:


También, la compañera Alejandra Veas que labora en PLADES ha redactado una crónica de los problemas sindicales del sector, digo crónica pues no se trata de una denuncia fria sino de un relato cercano a los problemas y pesares de los sindicalistas despedidos. 


Y bueno, que todo esto es porque a fin de mes hay congreso de los textiles y confecciones. La FNTTP ha crecido en los últimos años, el eclipse de la Coordinadora Textil producto de sus errores de dirección, falta de autonomía sindical y radicalismo estéril ha permitido que la FNTTP sea un punto de concentración del sindicalismo de clase. 

Entiendo que este congreso debe afrontar dos temas importantes. por un lado, dotarse de una dirección sindical cada vez más representativa, lo que supone el ingreso de dirigentes jóvenes precisamente de confecciones. De esta manera la experiencia de los compas mayores se verá  articulada a la acción sindical de los jóvenes y mujeres.  

El otro tema es iniciar una discusión acerca de la forma organizativa que debe tener la propia federación. Como decía al principio, confecciones ha sido una de las actividades más desreguladas en la globalización neoliberal.  No tenemos una correlación de fuerzas capaces de derogar o cambiar el marco normativo. Los sindicatos de empresa no están logrando funcionar en este subsector. ¿No será momento de pensar en sindicatos territoriales para los trabajadores de confecciones? La rotación laboral es alta, las empresas están concentradas, hay muchas pequeñas unidades productivas. Un sindicato de trabajadores de confecciones de Lima podría lograr organizar y movilizar la fuerza necesario para las reformas normativas, que hoy día los pocos sindicatos de empresa no logran hacer.  En una empresa textil/confecciones el sindicato de empresa reúne a una centena de trabajadores pero no llega a miles de contratados.  Un sindicato de rama podría hacerlo. 

Pero al igual que en la agroindustria, este cambio organizativo implica una verdadera revolución cultural en la cabeza de los dirigentes. Razones no faltan, será la señora necesidad la maestra de esta lección. Esperemos que no sea demasiado tarde.