28 de mayo de 2010

Luis del Río Reategui, dirigente sindical injustamente despedido

Luis del Río es un buen amigo, compañero y sindicalista. Lo conocí hace mucho tiempo, cuando era el secretario general del SUTREL, un sindicato de rama, afiliado a la CGTP, muy activo y combativo en el sector eléctrico. 

Luis del Río era entonces uno de los dirigentes más interesados en aprender y comprender los cambios que ocurrían en el mundo, allá a inicios del dos mil. Lector incansable, asistente de charlas, conferencias y seminarios. Con un comentario preciso y un buen humor permanente era parte del nuevo sindicalismo del presente siglo. 

En el 2003, la empresa Luz del Sur S.A., lo despide intempestivamente aduciendo una falta grave. ¿Cuál era? Luis del Río había declarado en los medios de prensa sobre el proceso de privatización de dicha empresa y otros manejos de la nueva administración privada. En el Perú no hay formalmente delito de opinión. Pero cuando los empresarios quieren callar a un sindicalista, adecuan las leyes a su propio interés. Así, fue despedido de manera injusta.

Desde el 2003, Luis del Río, con la confianza del que tiene la razón ha dado una dura batalla legal, enfrentándose contra una poderosa empresa de capital extranjero. Es un camino largo, tortuoso y que exige mucha paciencia. La justicia en el Perú no es gratis tampoco. Los trabajadores no tenemos el dinero para enfrentar juicios largos y lentos. Pero Lucho ha demostrado una entereza a toda prueba. 

Este viernes 28 se ha realizado la vista de causa en el proceso de Nulidad de Despido que tiene el c. Luis del Río contra la empresa Luz del Sur SA. Es nuestro deseo -y el de muchos, realmente muchos trabajadores- que la justicia se pronuncie de una buena vez señalando lo que es claro para todos: Luis del Río nunca debió ser despedido y por lo tanto debe volver a su puesto de trabajo.