28 de abril de 2010

Dirigentes sindicales despedidos en CLARO regresan a trabajar

De vez en cuando una buena noticia nos permite continuar. Luego de catorce (14) meses de trámites judiciales, los dirigentes del Sindicato Unitario de Trabajadores de América Móvil Perú (CLARO) han sido repuestos. Como deben saber, los trabajadores de la empresa de telefonía CLARO formaron su sindicato en febrero del 2009. A los tres días de informada la empresa es despedida sin mediar razón alguna, toda la junta directiva.  Se trataba de un caso más de violación de la libertad sindical. 

La legislación y las autoridades del Ministerio de Trabajo aseguran que en el país se respeta la libertad sindical, pero para los dirigentes sindicales de CLARO la situación es diferente. Han tenido que soportar más de un año fuera de su empleo, gastando tiempo, energías y recursos económicos en el proceso judicial. En diciembre del 2009 el juzgado en primera instancia falla lo que era obvio: el despido es nulo. la empresa apela, pero mediante una medida cautelar se logra imponer el derecho. En febrero del 2010 un juez ordena que los dirigentes sindicales sean repuestos. Pero recién el 9 de abril último se logra que la empresa CLARO cumpla el orden legal del país.



Carlos Slim, dueño de CLARO, dicen que la sonrisa se le ha borrado cuando se enteró del triunfo del Sindicato. 

foto tomada de aquí





De esta manera han regresado a laborar Jean Pierre Crousillat (Secretario General), Humberto Tempesta (Secretario de Defensa), Carlos Baca (Secretario de Defensa Adjunto) y Janette Cabrejos (Secretaria de Organización Adjunta).  Los dirigentes han conformado un equipo bastante activo y unido, que ha permitido la supervivencia del sindicato y el triunfo judicial. 

Sin embargo, la tarea no ha terminado. El proceso judicial continua y seguirá por un buen tiempo, hasta agotar todas las instancias, pero lo evidente no puede ocultarse. Por otro lado, ahora empieza la labor de "construir sindicato". Por lo que entiendo, ya se ha recompuesto la junta directiva y se han logrado algunos triunfos en el pago de utilidades. 

Este caso demuestra que con perseverancia, unidad y firmeza, nada es imposible. Más dirigentes sindicales de los que uno piensa son despedidos sin razón alguna o con pretextos pueriles por empresarios abusivos, que confiados en su poder económico creen que las leyes y la democracia no cuentan dentro de la empresa. Muy pocos dirigentes logran ser repuestos, pues la lentitud del proceso judicial, sus costos elevados, la presión de la empresa y la necesidad de asegurar un ingreso económico hacen que se suspenda el proceso judicial.  

Los trabajadores de CLARO en el Perú han logrado derrotar a una de las empresas más grandes y más antisindicales de América latina. Es un éxito que debe animar a todos los sindicalistas del continente. El triunfo de ellos, es el de todos los sindicalistas que son hostilizados y despedidos. Pasa la voz. de cuando en vez, podemos ganar. 

Saludos y parabienes compañeros y compañeras del Sindicato Unitario de Trabajadores de América Móvil Perú. Que vuestro triunfo se repita muchas veces.