17 de marzo de 2010

Conflicto laboral en ONG CNDDHH

Veamos. Un trabajador esta realizando una huelga de hambre en su centro laboral. En el fondo de este tema, hay demandas estrictamente laborales que por ocurrir en la principal instancia de derechos humanos del país y afectar a personas reconocidas en la defensa de los derechos humanos, la información se vuelve gris, la denuncia es minimizada o tergiversada y leída de acuerdo a intereses particulares. No soy un experto en el tema de derechos humanos, así que simplemente como sindicalista y trabajador de Ongs me parece pertinente precisar algunos puntos del conflicto laboral que actualmente ocurre en la CNDDHH. 

Recibos por honorarios

Trabajar con recibos por honorarios solamente es válido cuando no hay subordinación (no hay un jefe que te dice lo que debes hacer), no hay horarios que cumplir y no importa quien realice la tarea encomendada. Un carpintero por ejemplo al que contrato para hacer una mesa. 

No es una relación laboral porque:

-No defino a que hora va a hacer la mesa, solo la fecha de entrega. Si quiere trabajar de noche, de día, un día si y otro no. Es soberanía del carpintero.
-No le ordeno cómo debe trabajar ni reviso cómo va avanzando, solo veo el producto final. 
-No le obligo a que sea exclusivamente él quien construya la mesa. Puede redistribuir ese trabajo entre un ayudante, su hijo, otro colega. 
-No le brindo un espacio físico ni los materiales que debe usar. El carpintero tiene su taller y sus herramientas. 

Pero cuando tienes horario de trabajo, alguien revisa tu labor y tienes que ir al centro laboral diariamente, donde usas la computadora que te dan, el escritorio que te asignan, pues estamos en una relación laboral y pagar dicha labor por "recibos de honorarios" es un acto ilícito que viola la legislación laboral. Es materia de multa. Y sobretodo perjudica gravemente al trabajador porque le impide acumular tiempo de servicios, gozar de vacaciones, pago de horas extras, gratificación, acceso a servicios de salud y pensión así como tener representación sindical. Es decir, contratos con bajos sueldos y sin derechos. 

Todo parece indicar que en la CNDDHH es una práctica común contratar personal joven para tareas de asistencia mediante recibos por honorarios durante algunos años. En verdad, esta ha sido una constante en muchas ONGs y en todo el mercado laboral. Es un efecto de las reformas legislativas realizadas por el fujimorismo. Incluso el Estado utilizaba este tipo de no-relación laboral. Lo que debe ser claro para todos es que los recibos por honorarios perjudican al trabajador o trabajadora, desvirtúan la relación laboral y son ilegales. 

En el iuslaboralismo (derecho laboral) hay un principio sumamente importante que se llama "primacía de la realidad" que básicamente señala que entre un vinculo en papel y lo que ocurre en la realidad, debemos optar por la realidad. Entonces, si bien los papeles dicen que no hay vinculo laboral y que todo es servicios profesionales, pero asistes diariamente, tienes un jefe, tienes tareas específicas y personales, entonces SI existe un vinculo o relación laboral y por ende tienes derecho a todos los beneficios legales que correspondan. ¿Cómo se comprueba? Con una simple visita inspectiva que realiza el ministerio de trabajo. 

El despido arbitrario

Otro tema es el despido. Para terminar una relación laboral hay tres salidas. Renuncia, despido por falta grave y despido arbitrario. El "despido arbitrario" es un despido sin causa justa o explícita. En verdad, es una aberración legal que existe en el Perú básicamente porque Fujimori aún gobierna desde su celda, de la mano de los empresarios y no nos hemos dado cuenta. Como el despido arbitrario deja al trabajador en la mera calle sin motivo, la ley señala que debe existir una compensación por este hecho. Es lo que se llama "indemnización por despido arbitrario" (una especie de consuelo por dejarte desempleado). Comprende el equivalente de un sueldo y medio por cada año trabajado, pero tiene un tope: ocho años es decir doce sueldos (Nuevamente, fue Fujimori quien puso ese tope, pues claro, la idea era que los despidos sean no sólo rápidos sino también baratos).  

En la renuncia o el despido por falta grave, el trabajador no recibe esta "indemnización" pues en la renuncia quien desea romper el vinculo laboral es el propio trabajador. En el despido por falta grave tampoco se paga pues la ruptura del vinculo es responsabilidad del trabajador que ha cometido la falta grave. Así es la ley. 

Por eso, para los empresarios -y al parecer para Ronald Gamarra- es mejor que los empleados "renuncien voluntariamente" porque así se ahorra más dinero. En el trabajo sindical, repetimos a todos los trabajadores: no renuncien. 

Los ajustes presupuestales

En toda ONGs se trabaja por proyectos, esto es muy cierto. No se trata de una empresa productiva que puede manejar utilidades y ganancias. Los proyectos dependen de la cooperación internacional y a veces hay periodos con menos recursos. Todo esto es claro. En las empresas ocurre a veces situaciones parecidas. Ahora con la crisis económica mundial por ejemplo muchas empresas han visto reducir sus ventas y reducir algo de sus ganancias. ¿que han hecho frente a este problema? Despedir trabajadores. Más exactamente han tratado que los trabajadores renuncien voluntariamente con la falsa promesa de que "en unos meses van a regresar". Así se ahorran la indemnización y nunca regresan los despedidos. 

Pero como lo hemos dicho otras veces ¿es el despido la única salida? NO. No lo es ni en las empresas ni en las ONGs. Hay muchas alternativas y mucho más en las ONGs para enfrentar estos problemas. Reducir la brecha salarial por ejemplo. Hay empresas y ONGs donde los gerentes o directivos ganan diez más que el trabajador peor pagado. En una crisis, todos deben ajustarse. Los gastos de oficina pueden disminuirse. Los gastos de representación también. Se pueden negociar contratos intermitentes. Se pueden adelantar vacaciones para reducir costos fijos. En fin, si ponemos a la persona humana y su derecho al trabajo como base de la ciudadanía podremos encontrar alternativas al despido simple y directo.  

Postdata

Todo esto es para ilustrar los problemas laborales que enfrenta la administración de la CNDDHH. Entiendo que hay un tema más amplio sobre la cooperación internacional, el movimiento de derechos humanos, los estatus y jerarquías de algunos notables, alguna presión por el recambio generacional en la propia administración de la CNDDHH. La poco feliz hipótesis de Rospigliosi que ve procubanos en todo disconforme debe haber tenido algún impacto en la embajada norteamericana y nada más.

Hay un debate (¿o una guerra?) entre Ricardo Alvarado y Eduardo Gonzáles en este tema. Entiendo que en lo que respecta al movimiento de derechos humanos ambos son conocedores de larga data.Tenemos así una discusión interesante en la medida que los excesos de uno son las carencias del otro. Mientras Alvarado ve una "guerra civil", para Gonzáles el "suelo esta parejo". Si se logra romper el cerco informativo que ha construido la dirección de la CNDDHH y hablaran los propios trabajadores sin presiones, amenazas o promesas podríamos tener un panorama más claro. 

Mientras tanto, más allá de las suspicacias de mi amigo Ricardo Alvarado, es imprescindible la solidaridad activa y efectiva con Luis Rocca y la huelga de hambre que realiza. Es inadmisible que un trabajador se vea empujado a esta situación poniendo en riesgo su vida por defender sus derechos y que se le intente desalojar a la fuerza.

ACTUALIZACIÓN 18 de marzo de 2010 11.00 am.

La dirección de la CNDDHH ha publicado una "constancia de actuación inspectiva" señalando que es prueba sobre el respeto a los derechos laborales en dicha institución. esta información no es exacta, pues la "constancia" no tiene como fin resolver ni concluir el proceso de inspección laboral. Es solamente un primer paso y registra que se ha realizado una primera visita inspectiva. Más información aquí.

ACTUALIZACIÓN 18 de marzo de 2010 4.00 pm.

El blog de la CNDDHH informa que Luis Rocca ha levantado su huelga de hambre y se ha llegado a un acuerdo donde básicamente la idea es discutir los problemas laborales en una reunión del CDN (consejo directivo nacional?) de la CNDDHH el próximo lunes 22 de marzo.

No han publicado el acta de este acuerdo, lo cual es una lástima por que seria útil conocerla. Generalmente cuando se levanta una medida de presión como esta, es necesario especificar por escrito que se exculpa al trabajador de cualquier daño o perjuicio, para evitar represalias posteriores.

Esperemos que el próximo 22 se pueda analizar con calma los problemas señalados y que se hayen las alternativas necesarias. Asimismo la CNDDHH debe hacer un balance de la manera sinceramente poco feliz que su dirección ha manejado este conflicto laboral. Y finalmente, que esto nos ayude a entender la necesidad de un Sindicato Nacional de Trabajadores de ONGs y afines