20 de julio de 2009

Puñitos internacionales


Pacho entre nosotros
El ex secretario general de la CGTP y actualmente secretario general adjunto de la FSM, Valentín Pacho, se encuentra en el Perú desde hace unas semanas. Una visita familiar y de trabajo, le ha permitido visitar Arequipa y actualmente se encuentra en Lima sosteniendo diversas reuniones con viejos y actuales dirigentes sindicales. Pacho, como todos sabemos es una figura histórica del sindicalismo peruano. Fue senador en los 80s por Izquierda Unida. Actualmente radica en Grecia acompañando al secretario general de la FSM George Mavrikos. Los que han conversado con él señalan que esta igualito. No ha cambiado nada. Lo cual ya no sabemos si en este caso es algo bueno o no. Defiende con pasión la idea de un futuro resurgir de la otrora poderosa FSM. Pocos argumentos y mucha convicción señalan los que han conversado con él. No sabemos si dará alguna intervención pública y abierta. Hasta ahora, todo es a puertas cerradas y en pequeños grupos, como parece que es en la FSM.


¿Pedir mucho es malo?
De un tiempo a esta parte se viene preguntando en el medio sindical si es conveniente o no pedir mucho en los pliegos de reclamos y aspirar a más en los convenios colectivos. Algunos dirigentes bastante mayores (ya, los viejos) vienen diciendo que esta mal pedir mucho. Que mejor es un pliego reducido y que hay que firmar convenios rápidos. Critican como cosa de jóvenes inexpertos, el pedir más y hacer pliegos ambiciosos. Insistir en firmar un convenio con más logros que el anterior les parece muy arriesgado. Ya no estamos en los 90s pero algunos ni enterados. Sin ser abogado ni de defensa, siempre he pensado que el que pide poco es tonto. Pero basta dejar al maestro Jose Luis López Bulla a que lo explique en sencillo. Para que algunos viejos vean que se puede peinar canas sin arriar ninguna bandera.




Para los que no saben que es Canigó, es una cumbre muy alta, pero mejor lean aquí.


FNV es mucho más
FNV son las siglas de la principal central sindical en Holanda. La CGTP mantiene con los compañeros holandeses una colaboración de muchos años. Solidaridad internacional que se expresa en concreto, con varios proyectos de cooperación internacional. La distancia, el idioma, las culturas no son necesariamente impedimentos para la solidaridad real, respetuosa y de clase, que los compañeros nos han brindado generosamente. Muchos hemos visto el logotipo sencillo de FNV en diversos cursos y talleres sindicales. Pero la FNV es mucho más que un logo en una banderola, es una central sindical de clase que se moviliza y defiende frente a la crisis internacional. Para darle un rostro a la FNV, veamos aquí:








Mi dominio del holandés ya no es el de antes, asi que solo puedo decir que se trata de una manifestación el 13 de marzo de este año, contra la crisis mundial.