17 de abril de 2009

Puñitos

Como otros blogs, le entro a los post de comentarios variados y cortos.

La FITTVC es la federación internacional de los trabajadores del textil, vestuario y cuero que ha venido apoyando a los trabajadores textiles peruanos. Su contacto aquí es la Federación Nacional de Trabajadores Textiles, precisamente la que recibe tantas críticas y denuestos de parte de la "Coordinadora Sindical Textil" (es decir, los tres o cuatro sindicatos del grupo Topytop). Hace poco -a partir de los informes de la federación nacional- la Internacional se ha pronunciado duramente contra la empresa textil Hialpesa que -como muchas otras- aprovecha el regimen laboral especial para abusar de los trabajadores y obstaculizar la labor sindical.

Sindicatos en supermercados. Aquí la cosa va lenta. tenemos un sindicato pero pocos afiliados. Todos los supermercados en el Perú son antisindicales. Nos informan los trabajadores que se dan abiertamente charlas para desanimarlos de formar una organización gremial. En EEUU la situación no es muy diferente. La empresa WallMart (que aparentemente quiere ingresar al Perú) es famosa por su política anti sindical. Fijense en un dato: la federación sindical del comercio (UFCW) ha enviado 60 (si sesenta organizadores sindicales) a alrededor de 100 WallMarts en EEUU. ¿Y por aquí? Se necesitan voluntarios.


Doe Run. La empresa minera Doe Run Perú vive una situación extraña. Todos pensábamos que era una empresa económicamente solvente. Contanima La Oroya de manera impune mientras retrasa su PAMA. De pronto aparece al aborde de una crisis financiera. El gobierno y otras empresas le prometen un plan de salvataje. Luego, suspende la actividad del 95% de los trabajadores. Crea desconcierto y rechazo en La Oroya. Hoy da marcha atrás y los trabajadores retoman sus actividades "al parecer por seis días". Como sabemos el dueño de la empresa no es alguien que se caracterice por su "responsabilidad social".

Mitin del Primero de Mayo. Ya empiezan a moverse las reuniones y coordinaciones para el mitin. Hay buen ambiente. El reto es ver que los nuevos sindicatos aparezcan. Y que los más viejos traigan su gente. Como es habitual todos quieren micrófono. Los más pintorescos son aquellos que no llenan ni la banca de un parque. Pero también reclaman sus 5 minutos de fama los otros, esos que se pasan todo el año despotricando de la CGTP, sus acuerdos, sus errores y todo lo malo que hace la central mariateguista por no seguir sus iluminados consejos, que mágicamente garantizarían una "conducción clasista". Con mucha confianza se quieren subir al estrado que va a poner -precisamente- la CGTP, para hablarle -precisamente-, a los afiliados y simpatizantes de la CGTP. ¿Lo lograrán?