22 de diciembre de 2008

Colombia: Otro sindicalista asesinado

No es lo habitual, pero la razón es más que suficiente para reproducir una nota de la CSI

***********************************************************************************
Bruselas, el 19 de diciembre de 2008: La Confederación Sindical Internacional vuelve a constatar que los asesinatos e intentos de asesinato, atentados y amenazas de muerte que sufre permanentemente el movimiento sindical colombiano no paran en Colombia. La CSI denuncia y condena categóricamente otro asesinato de sindicalista ocurrido en este mes de diciembre.

William Rubio Ortiz, integrante de la Junta Directiva Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Nacional Ambiental "SINTRAMBIENTE", de la CGT, fue asesinado el 12 de diciembre a las 7:00pm de dos disparos, uno de ellos en la cabeza y otro en la espalda, por asesinos que se desplazaban en motocicleta, momentos después de haber salido de su casa en el municipio de Santander de Quilichao en el departamento del Cauca. Ortiz llevaba trabajando 22 años al servicio de la Corporación Autónoma regional del Valle del Cauca CVC y actualmente era integrante de la Junta Directiva Nacional de SINTRAMBIENTE.

El asesinato de Ortiz se produce en momentos en que el sindicato tiene profundas diferencias con el Gerente de la Corporación Autónoma Regional del Valle, William Garzón Solís a quien han denunciado por corrupción, por perseguir a la organización sindical y por ser recomendado del Senador Martínez, quien al parecer tienen vínculos con el para militarismo. El señor Garzón ha manifestado que tiene un listado de 50 sindicalistas para sacar de su camino.

En una carta enviada al Presidente Uribe , la CSI exhorta a las autoridades de Colombia a llevar a cabo una investigación exhaustiva de este asesinato y a hacer todo lo necesario para respetar los derechos sindicales de los trabajadores/as, en especial aquellos consagrados en los convenios fundamentales de la Organización International del Trabajo (OIT).

"Ya basta con estos asesinatos" dijo Guy Ryder, Secretario General de la CSI. "Es hora de poner fin a esta situación de crímenes e impunidad en Colombia a fin de que los sindicalistas puedan ejercer en paz y sin poner en peligro sus vidas, su trabajo sindical y de protección de los trabajadores y trabajadoras".